Actualizado hace: 42 días 48 minutos
Zona cero
Nueve meses del sismo y nada vuelve a la normalidad

A María Eugenia Murillo se le salen las lágrimas cada vez que se acuerda de su hotel “El Gran Senador”, ubicado en pleno centro de Portoviejo.

Lunes 16 Enero 2017 | 08:00

El 30 de abril del 2016 el hotel iba a cumplir su primer año. Era moderno y gozaba de gran clientela, sin embargo el terremoto del 16 de abril lo afectó en su estructura y por si fuera poco quedó en la zona cero, calle Morales, entre Pedro Gual y 10 de Agosto.

Nueve meses después del sismo el hotel sigue sin funcionar. Su dueña no sabe qué sucederá. Primero, dijo, tendrá que conseguir dinero para rehabilitarlo, pues tiene sello rojo por la mampostería dañada. 
Ella ni siquiera ha realizado un cálculo de cuánto se necesita para volver con el sustento económico familiar.
Agregó que buscó ayuda en varios organismos. En BanEcuador solicitó un crédito para reconstruir, pero le indicaron que tenía que poner un negocio para que genere utilidades y pueda pagar el préstamo, entonces, dijo, alquiló una vivienda en la avenida 15 de Abril, cerca de El Paseo Shopping, la cual ha adecuado como hostal El Gran Senador, sin embargo los 15.000 que le dieron del crédito debió invertirlos en el nuevo hostal, por lo que en su hotel del centro no ha invertido ni un dólar. 
Crisis. En la zona cero de Portoviejo aún hay más de 100 locales y viviendas que no reinician sus actividades. 
Eso aunque ya la mayoría de calles fueron reabiertas por las autoridades. No lo hacen sobre todo porque no hay recursos para volver a edificar.
El médico Enrique García y su familia están en ese sector. García menciona que la vivienda familiar se cayó, mientras que donde estaba el Súper Capitán tienen que hacer reparaciones. Aseguró que con recursos propios invierte 50.000 dólares en adecuar el local, el cual pretende alquilar. 
García considera que el sector aún no vuelve a ser el dinámico de antes porque no hay recursos para las nuevas construcciones y además porque el sector comercial fue “trasladado” a otros lugares y no llegan los clientes. Dijo que en eso tiene mucho que ver el municipio, que decidió no reconstruir pronto su palacio municipal. Se lamentó de que las autoridades anuncien que la reconstrucción del edificio tomará dos años, lo cual considera una exageración, mientras que la empresa privada hace esfuerzos por volver, tal como lo hizo el Banco Pichincha, “que en cuatro meses volvió a tener operativa su matriz”, dijo.
Algunos vuelven con recelo. Los más recientes son los dueños del almacén LM, quienes el lunes pasado reabrieron su local de la calle Olmedo, entre Pedro Gual y 10 de Agosto, sin embargo, dijo Patricio Macías, están como en una isla, pues nadie en ese tramo ha decidido volver y por ahora es el único local. 
En el excasco comercial de Portoviejo faltan abrir tramos de las calles 9 de Octubre, Ricaurte, Pedro Gual y Chile.
Sobre el tema, en días pasados Patricio Vélez, director de Desarrollo Urbano y Planificación del Municipio de Portoviejo, informó que sólo esperan unas pruebas finales del sistema de alcantarillado para reabrir la totalidad de la zona cero. 
Mencionó que eso es para garantizar que cuando sea reabierta la zona no existan problemas de reboses o empozamiento de aguas.
Destacó que aún quedan por abrir 9 manzanas de las 88 que fueron en su momento.
De su lado, Carlos Lara, quien es el delegado del municipio ante el Comité de Reconstrucción, dijo que con el comité se han logrado avances. Señaló que ya se presentó al Banco Europeo de Inversiones una solicitud de crédito por 50 millones de dólares para la regeneración de 56 manzanas de la capital manabita.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias