Actualizado hace: 7 minutos
Quevedo
Karina, una joven a la que daban por muerta tras un accidente, quiere ser presentadora de tv

La joven sufrió un accidente en la Baldramina Alta. Perdió la visión, pero nunca se dio por vencida, quiere ser presentadora de tv.

Sábado 14 Enero 2017 | 15:37

Han pasado diez años, pero Karina Verdesoto no puede contener las lágrimas al recordar el accidente que dejó su vida a oscuras. 
Fue el miércoles 21 de marzo del 2007. Ella salió de su casa y empezó a jugar con varios primos y amigos del sector Baldramina Alta, en Quevedo. Pero lo que debía ser un juego de niños, terminó en pesadilla para toda una familia.
Karina en ese entonces tenía diez años. Recuerda que uno de sus amiguitos andaba en bicicleta. Ella se la pidió prestada con la intención de dar una vuelta por el barrio.
Un primo de cinco años se subió también y empezaron a rodar por una cuesta. De pronto la velocidad que agarró el pequeño vehículo fue incontrolable. Ambos niños “volaban” por la pendiente y llegaron hasta la avenida principal donde fueron impactados por una camioneta.
> Muerta. El pequeño murió en el instante, pero lo llevaron al hospital. Ella quedó con el cráneo abierto. Su ojo izquierdo se incrustó en el timón de la bicicleta y el derecho se le reventó producto del impacto.
 “A mi primo muerto lo trasladaron al hospital. La gente pensó que yo estaba muerta y me llevaron a la morgue”, relató Karina.
Estando en el lugar, uno de sus tíos se percató que aún respiraba por lo que decidieron sacarla de ahí y trasladarla a un hospital de Guayaquil. “Me hicieron varias operaciones en la nariz, en el rostro y la más complicada que fue en el cráneo, pues perdí parte de los huesos de la cabeza.
“Me crece el cabello de milagro, porque una parte de mi cráneo es artificial”, añadió.
Despertó luego de 15 días y hasta entonces nadie sabía que estaba ciega.
> Vida. Con el pasar de los años se recuperó de sus heridas y en la actualidad utiliza prótesis oculares.
Ella asegura estar agradecida por la segunda oportunidad de vida que tuvo.
Con el tiempo ha desarrollado el sentido del oído y el tacto, lo que le permite realizar actividades como lavar platos, barrer su casa, maquillarse y hasta cambiar el pañal a sus hermanos.
Conoce cada rincón de su casa y se moviliza con habilidad y sin tropezar.
A sus amigos y conocidos los distingue por sus voces y cuando desea conocer más a alguien toca suavemente sus rostros para recrearlos en su mente. 
Actualmente cursa el quinto semestre de comunicación social en la Universidad Técnica de Babahoyo, extensión Quevedo.
El sistema “Braille” le ha permitido estudiar y destacarse en su vida académica.
Karina anhela convertirse en  presentadora de televisión, y ser un referente de superación. 
“Me apasiona la comunicación, tengo un proyecto televisivo que me gustaría concretar”, anunció.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala