Actualizado hace: 7 horas 11 minutos
TEMA
La mascota del Mall del Pacífico

Si el Mall del Pacífico no se hubiera construido, la historia de Negrita, una perra mestiza de tres años de edad, tampoco habría comenzado.

Sábado 14 Enero 2017 | 04:00

Los obreros del lugar están seguros de aquello, por la simple razón de que Negrita parecía haber esperado  la construcción de aquel  centro comercial de 60 millones de dólares solo para quedarse a vivir. 
Es que antes del 2014, cuando iniciaron los trabajos en el mall, la perra deambulaba en los alrededores del excoliseo Lorgio Pinargotte, lugar donde  se levanta la obra. 
Desde ese año se ha contratado a más de mil obreros, y han pasado decenas de ingenieros y arquitectos, y Negrita ha visto a todos levantar la estructura en un terreno de 30  mil metros cuadrados que este 16 de abril será inaugurada.  
Ese día Negrita verá cómo aquel edificio, ubicado en la avenida Malecón, ya no será solo de ella, sino de todo Manta.
Antes de iniciar un recorrido por el centro comercial,  Carla Viteri, vocera de Ekron Construcciones, la empresa que lo construye, bromea con que Negrita es la dueña del Mall del Pacífico. “Ha estado aquí desde que empezó la obra, todos la quieren, prácticamente  está adoptada”, expresa. 
Negrita está allí desde que se puso la primera piedra para un edificio de tres pisos que tendrá 200 locales comerciales, un megacomisariato y un hotel cinco estrellas de 165 habitaciones.
Viteri dice que la obra tiene un 75 por ciento de avance, incluso algunos locales ya han sido entregados para que sus dueños realicen adecuaciones, porque este 16 de abril las puertas serán abiertas en un “respetuoso” homenaje a Manta, justo cuando se cumple un año del terremoto del 16 de abril. “Queremos que el mall sea un símbolo de la reconstrucción de Manta y Manabí”, indica. 
La puesta en operación de este proyecto inmobiliario, con toda la mercadería y con los ajustes que se necesiten, es de aproximadamente 150 a 200 millones de dólares, señala Viteri.   
 
>No le gusta el ruido. Cuando inauguren el centro comercial, seguramente Negrita tendrá que irse de allí. Es que ya no será seguro para ella. Además no le agrada el ruido.  
Al lugar cada día llegarán más de 1.500 vehículos, debido a que esa es la plaza de parqueos del edificio.
Arribarán miles de personas que, según una proyección realizada por expertos en marketing, tardarán entre 40 y 60 minutos en recorrer todo el lugar. 
María Rosa Ordóñez, una de las ingenieras de la obra, cuenta que los fines de semana, cuando hay eventos en la playa el Murciélago y usan fuegos artificiales, la perra suele huir de  la obra y  esconderse en las casas cercanas. “Ha escapado varias veces, por eso le hemos colocado un collar con un número celular para que, cuando la encuentren en la calle, se comuniquen con nosotros. Así ya la hemos recuperado”, expresa. 
Ordóñez dice que todos los obreros consienten a Negrita. 
Algunos le dan agua o comida, y otros cuidan que no se lastime entre el cemento, las varillas y el bloque.  
Desde este 16 de abril, cuando inauguren el lugar, los mantenses podrán encontrar a las sucursales de los principales bancos del país; además del supermercado Megamaxi y los locales Todo Hogar, TVentas, Radio Shack, De Prati, Etafashion, Friday’s, McDonalds, Cinemark y Marathon Sports.
Accederán a un patio de comidas con una pantalla gigante, donde se podrán ver partidos de fútbol y otros eventos importantes.  
Podrán acceder a seis salas de cine ubicadas en una tercera planta, desde donde se observa el hotel del centro comercial y gran parte del perfil costero de la ciudad. 
Ordóñez está preparada para ese día. Asistirá a la inauguración y asegura que, tal vez, antes de que inauguren el mall, se llevará a Negrita a Guayaquil, la ciudad donde ella vive.
Está pensando seriamente en adoptarla. Es que la perra se ha ganado el cariño de todos, pero a la arquitecta le robó el corazón.
Al final de todo, Negrita es la dueña del mall.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala