Actualizado hace: 40 minutos
Hay molestia por reboses en la calle 305

Detrás de Urbirríos 1, los moradores piden una solución definitiva a la contaminación.

Jueves 12 Enero 2017 | 04:00

Hola, amigos. Les cuento que ayer acudí a la ciudadela Urbirríos 1, donde varios moradores se mostraron descontentos por la contaminación que están soportando. 

En el lugar parece que la red sanitaria está en mal estado porque, según me dijo la vecina Ángela Martínez, constantemente se están rebosando las alcantarillas. 
“Ya no soportamos vivir con este problema. Los niños están enfermos de tanto mal olor que se respira aquí, y varios de ellos (niños) están enfermos por eso (por la contaminación)”, indicó Martínez. 
Ella también me aseguró que por más de tres ocasiones han pedido atención definitiva de las autoridades, pero no han sido escuchados. 
Probablemente la más afectada es Tatiana Delgado, porque ella vive justo donde todas las aguas servidas se empozan. Incluso, ayer en el lugar aún se veía el problema de contaminación cerca de su vivienda. “Me perjudica mucho esta situación, porque es muy difícil poder comer con tanto mal olor”, manifestó Delgado. La cosa de verdad es seria.
No pueden jugar. La contaminación se da en la calle 305, detrás de la ciudadela, que es la parte más baja. Los habitantes creen que justo por ser la parte baja es que ocurre el problema, ya que las alcantarillas que se rebosan están en las lomas, y toda el agua sucia rueda con heces fecales. Ana Palacios aceptó que en varias ocasiones han llegado sifoneros de la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) a destapar las alcantarillas. El problema se soluciona en ese instante, pero vuelve días después, me aseguró Palacios. Ella pide una solución definitiva. Dice que los niños ya no pueden ni jugar en la calle, porque pisan las aguas contaminadas.  
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala