Actualizado hace: 5 horas 5 minutos
Una familia se queda sin casa

Nerviosa y con una biblia en mano, Betty Guerra Carpio cuenta cómo se fue al suelo su casa de madera y caña.

Miércoles 11 Enero 2017 | 15:47

La mujer, de 69 años,  señaló que estaba preparando una sopa a las 08h00, ya que tenía cita con el odontólogo a las 09h00 en el subcentro.

“Primero sentí que el zinc sonaba, creía  que eran pájaros que andaban en el techo, camine a la cocina y solo escuche el “trac-trac de las tablas” y de pronto todo se me vino encima”, reveló.
La mujer recuerda que al momento de ver todas las cosas sobre su cuerpo entró en shock, “solo eso recuerdo”, explicó.
Uno de los vecinos, Fernando Avellán agregó que estaba trabajando y a lo que escuchó los pedidos de ayuda, salió corriendo.
“A lo que llegué, la casa de doña Betty estaba en el suelo. Con ayuda de otra persona tuvimos que dañar una parte de la pared de caña para poder ingresar a rescatarla”, declaró.
Una de las ornillas estaba encendida y lo primero que hice fue sacar un tanque de gas”, dijo Alejo Sánchez,  habitante del sector.
Mientras que Avellán sacó de la vivienda en brazos a doña Betty, quien estaba desmayada. 
REQUIEREN. Guerra ahora se encuentra con sus cosas en la calle y sin un techo dónde vivir.  
El terreno donde habitaba no es de ella sino de una vecina, que ya le había pedido que salga.
A pesar de que su hija Nancy Vite vive atrás de la casa afectada afirma que no tienen espacio para poder vivir dos familias.
Nancy Vite explicó que la casa de su madre ya estaba en mal estado, y muchas veces les tocaba apuntalar las columnas de la vivienda.
“Con las últimas lluvias la tierra se puso débil y no pudo sostener la estructura, detrás de mi pequeña casa si se puede construir otra para que viva mi mamá”, enfatizó.
Guerra entre lágrimas dice que requiere tablas y cañas para levantar su nuevo hogar. Pide ayuda de las autoridades.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala