Actualizado hace: 50 minutos
Casas patrimoniales: 30% Con graves daños o demolidas

De 284 bienes inmuebles patrimoniales en Manabí, después del terremoto 53 fueron demolidas y 35 tuvieron graves daños.

Lunes 09 Enero 2017 | 03:00

Así lo demuestra el reporte del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), que con un equipo técnico realizó la evaluación para comprobar el grado de afectación que se observó después del 16 de abril.

Los datos de la entidad revelan que las 53 estructuras derrocadas representaban el 18,66 por ciento del total de la provincia; en tanto que las con alto grado de afectación (35) representan el 12,32 por ciento.
Sumados ambos rubros representan el 30,98% de los inmuebles patrimoniales provinciales.
Con grado medio de afectación se registraron 73 bienes (25,70 %), con grado bajo 78 inmuebles 
(27,46 %); y sin afectación 45 estructuras (15,86 %).
Acciones. Hólger García, director regional del INPC, informó que la entidad realizó los diagnósticos técnicos y la información fue remitida al Comité de Reconstrucción para conseguir los recursos para la intervención.
El funcionario recordó que la competencia en la protección del patrimonio es de los municipios, mientras que el INPC da el acompañamiento técnico que se requiera.
En cantones como Portoviejo; donde de 52 casas  se demolieron 11, tienen afectación alta 7 y afectación media 17; desde el Municipio se señaló la necesidad de intervención del INPC.
Patricio Vélez, director de Planificación y Desarrollo Territorial del Municipio de Portoviejo, dijo que la intervención que se realizó desde esa entidad fue para evitar que continuara el deterioro de las estructuras.
Explicó que se realizó de forma técnica el apuntalamiento de los bienes patrimoniales para evitar su colapso, pero que actualmente no cuentan con fondos ni se proyecta una intervención por la falta de recursos.
Inversión. En Rocafuerte; por ejemplo, se interviene en la recuperación de la iglesia Nuestra Señora del Carmen.
Las obras tienen un avance del 30 %, según informó el residente encargado de la obra, Juan Nieto.
Nieto ha trabajado en la reconstrucción de viviendas patrimoniales en lugares emblemáticos de Ecuador como Plaza La Merced, en Quito.
Los trabajos en el templo rocafortense iniciaron el 29 de noviembre del 2015, el residente indicó que la cubierta metálica donde se colocará el techo está por culminar. La reconstrucción de la iglesia tiene un valor de 300.000 dólares aproximadamente.
Según los ingenieros de la obra, las bases estructurales de la iglesia no sufrieron ningún daño durante el terremoto del 16A y por eso se optó por la reconstrucción.
Migdonio Albán forma parte de este equipo. “El único daño que encontramos fueron las bóvedas y parte de la mampostería”, explicó el especialista.
Prioridad. Regis Cedeño, presidente del Colegio de Arquitectos de Manabí, opinó que la reconstrucción de los bienes patrimoniales debe ser prioridad, ya que son una fuente de recursos.
Dijo que son del tipo de bienes que atraen gran cantidad de turistas y se constituyen en los principales atractivos en cualquier lugar del mundo.
Jean Paúl Demera, arquitecto especialista en restauración y exdirector del INPC, señaló que la intervención de estas estructuras es vital para la recuperación de los valores históricos y sociales que tienen para la ciudad. 
“No puede el patrimonio estar siempre a la cola. Hay que priorizarlo”, aseveró.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala