Actualizado hace: 21 minutos
Salud
66 pacientes temen quedarse sin servicio

Decenas de pacientes con insuficiencia renal protestaron en las afueras del IESS, situado en el paso lateral.

Miércoles 04 Enero 2017 | 04:00

La medida, según dijo Nury Moreira, la tomaron porque los directivos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) decidieron terminar unilateralmente el contrato de prestación de servicios que tenían con la clínica Renacer, donde 66 afiliados se someten a diálisis.

La paciente señaló que la tarde del sábado les llegó la noticia de que el contrato había sido suspendido y desde el 1 de enero tenían que buscar cupo en una de las otras dos clínicas que prestan el servicio en Portoviejo.
Ella comentó que es muy raro lo que sucede, ya que Renacer “es la que mejor equipos y personal tiene”, aseguró. 
El mismo criterio tuvo Duque Sánchez, quien dijo que es la tercera clínica que lo atiende en Manabí y donde más se ha recuperado.
Paulina Sánchez, por su parte, mencionó que esta situación puede terminar en dolor, incluso en muertes, pues recordó que ellos son pacientes sensibles, de enfermedades catastróficas que si no reciben las sesiones de diálisis en un tiempo determinado pueden morir, por lo que pidieron sensibilidad a las autoridades del IESS. También expuso que han buscado cupo en las otras clínicas, pero allí les han señalado que no hay disponibilidad en los horarios. 
Solución. Al final, luego de más de una hora de protesta con gritos y carteles, varios pacientes lograron reunirse con el director zonal del IESS, Jesús Loor, quien explicó que el contrato se extenderá hasta el 7 de enero mientras se busca el esquema para reubicar a los 66 pacientes en otras clínicas. 
Aseguró que “nadie se quedará sin la atención”.
Sobre los motivos de la clausura, no especificó y solo señaló que hay un informe técnico sobre varias falencias encontradas que deben ser corregidas.
También manifestó que las otras clínicas sí han recibido observaciones, aunque no les han suspendido sus contratos.
Vanessa Tuárez, administradora de Renacer, detalló que aún no saben cuáles son las fallas que cometieron ya que no les han entregado un informe. “Lo que sí llegó fue la rescisión unilateral del contrato”, expresó la administradora.
Según las autoridades del IESS, se trata de una suspensión temporal y en cuanto Renacer corrija las fallas, volverá a realizarse el contrato. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala