Actualizado hace: 2 horas 26 minutos
Turquía
Se salvó de morir en el atentado de Estambul gracias a su celular

El hombre asegura que es la persona más afortunada de todas.

Martes 03 Enero 2017 | 16:10

Jacob Raak de 35 años vivió un instante para la historia las primeras horas del 2017. Él se encontraba con un grupo de amigos celebrando la llegada del nuevo año en la discoteca Reina de Estambul cuando esta sufrió un atentado.

Mientras estaba tendido en el suelo, el atacante le disparó a quemarropa pero la bala cambió de trayectoria al impactar en el teléfono que llevaba en el bolsillo del pantalón.

Raak era una de las 600 personas que a esa hora se habían congregado en la discoteca para recibir al nuevo año. Y era también una de las personas más afortunadas del lugar, aunque en ese momento él todavía no lo sabía.
El atentado cobró la vida de 39 personas, 24 de ellas extranjeras. 
"De no haber sido por el celular", la bala habría alcanzado una arteria principal, con lo que habría perdido la vida".señaló.
Raak aseguró que al iniciarse la balacera optó por quedarse tendido en el suelo, "sin hablar y sin moverse", pero el pistolero apuntó a la gente que estaba en el piso y disparó a varios.
"Cuando me disparó, no me moví, solo dejé que me disparara", dijo Raak.
Según testigos, muchos de los presentes que lograron huir de las balas se lanzaron a las heladas aguas del Bósforo, sobre cuyas orillas se encuentra la discoteca.
El empresario estadounidense, luego de ser atendido en un hospital, consideró que es "la persona más afortunada de todas", según el sitio Actualidad RT.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala