Actualizado hace: 1 hora 12 minutos
Sin agua potable todo es más caro

María Palacios ha vivido sus últimos 17 años sin el servicio de agua potable. Tiene celular 4G, internet, redes sociales, pero no agua por tubería.

Martes 03 Enero 2017 | 04:00

Ella vive en la ciudadela Co­linas del Sol, más conocida como “Ciudad perdida”. 

Allí, más de 200 familias no tienen acceso al agua potable, una carencia que se replica en otros sectores marginales de la ciudad y en las parroquias rurales. 
No tener agua potable por tubería hace que la vida en estos lugares sea mucho más cara que en donde sí hay el servicio. 
Olfio Giler explica que cada tanque de 55 galones les cuesta un dólar. En su casa se consumen dos tanques al día, es decir, que en un mes paga hasta 60 dólares. 
En otros hogares señalan que ese rubro puede ser mayor si la familia es más extensa. Indica que cuando se utiliza agua en tanque se gasta mucho en el sanitario y en el lavado de ropa. 
A eso se suma otro proble­ma: los tanques y tachos con agua son el escenario 
 ideal para la proliferación del mosquito Aedes aegyp­ti, cuya picadura causa den­gue, chikungunya y zika. Por consiguiente, la recu­peración de los pacientes genera un gasto adicional. 
PLAN. Javier Solís, direc­tor técnico de la empresa municipal de agua potable Portoaguas, señaló que la falta de líquido es un pro­blema grave y aseguró que la entidad está decidida a solucionarlo. 
Informó que está en elabo­ración el estudio del pro­yecto integral para dotar de agua potable y alcantari­llado a las siete parroquias rurales de Portoviejo: San Plácido, Alajuela, Calde­rón, Pueblo Nuevo, Chiri­jos, Riochico y Crucita. 
Dijo que los estudios consi­deran tomar el agua cruda por el trasvase de Man­cha Grande y procesarla para distribuirla. En total, 30.000 habitantes accede­rían al servicio, aseguró. 
El estudio es elaborado por la Universidad de Cuenca. 
CIUDAD. En cuanto a la ciudad de Portoviejo, seña­ló que aunque la gran ma­yoría de la urbe ya tiene el servicio, aún hay déficit en las partes altas y alejadas de la red de tuberías. 
 El plan es la instalación de nuevos tanques elevados en sectores más altos, “in­cluso podrían llegar a la cota 140”. 
Desde allí habría la sufi­ciente fuerza para que lle­gue a sectores como Los Llanos, Condado Oeste, La Piñonada, Ciudad Perdida, Peaje, todos ubicados en la vía a Manta. 
También se estudia la ins­talación de una planta com­pacta. 
“Todo lo definirán los es­tudios”, señaló Solís, quien aseguró que este año el agua llegará a más secto­res. 
“Ya lo hicimos en otros sec­tores, como por el ejemplo en la ciudadela Nuevo Pa­raíso, donde no tenían el servicio y el agua potable ya es una realidad”, recor­dó. 
Lo que sí deja claro el téc­nico es que todos estos proyectos de dotación de agua serán sostenibles con micromedición en los ho­gares, para que todos los ciudadanos cancelen por el agua que reciben y así se mantenga el servicio. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala