Actualizado hace: 10 horas 5 minutos
Tema del día.
1.200 policías desvinculados

En los últimos 3 años unos 1.200 uniformados han sido separados de la Policía Nacional por diferentes causas, según las autoridades de la institución.

Domingo 01 Enero 2017 | 04:00

 El proceso es liderado por el Ministerio del Interior. El año pasado el entonces ministro José Serrano declaró que se trataba de separar a “las manzanas podridas”.  

Ramiro Mantilla, director general de operaciones de la Policía Nacional, explicó que cada cierto tiempo están desvinculando a funcionarios policiales que se han apartado de las leyes y reglamentos institucionales y que eso es una fortaleza para ellos.
Según Mantilla, la Policía Nacional, a través de sus unidades de inteligencia, ha detectado a servidores policiales que en muchas ocasiones están involucrados en delitos o en organizaciones delictivas, y, además de ponerlos a órdenes de las autoridades, se los separa.   
El oficial refirió que desde el año 2013 unos 1.200 policías han sido desvinculados por diferentes causas. Agregó que para detectar a  quienes se apartan de la misión existen algunos órganos que actúan. Mencionó, por ejemplo, a unidades especiales de la propia Policía que se encargan de identificar a uniformados que actúan al margen de la ley. “Igual que a cualquier delincuente cuando se lo encuentra cometiendo un delito, se los somete a un proceso judicial sin miramientos ni contemplaciones”, aseguró el general. 
 
Medidas.  Milton Zárate, inspector general de la Policía Nacional, agregó que la autodepuración policial es permanente. “Tenemos varios caminos o alternativas. Una de ellas es el seguimiento permanente en todos los territorios, en los diferentes servicios policiales y en todas las jerarquías”, mencionó.
Agregó que la reacción es inmediata porque, contando con el área de asuntos internos, los comandantes provinciales tienen la posibilidad de generar procesos investigativos y disponer procesos directos cuando a través de los tribunales de disciplina pueden ser sancionados o dados de baja.
Cuando se requiere otro tipo de intervención, los informes investigativos, respetando el debido proceso, llegan a la Comandancia y dependiendo de la jerarquía se los sanciona (a los uniformados investigados) o inicia procesos de mala conducta que pueden conllevar a la baja del miembro policial, indicó. 
 
Planes. Milton Zárate agregó que este año se han registrado varios casos de policías que se apartan de la misión institucional y se involucran en organizaciones delictivas.  
No obstante, cree que cada vez es menor el número de policías involucrados, pues considera que la Policía Nacional es un ejemplo de autodepuración. 
“Al mismo tiempo, nosotros incentivamos en la estructura policial medidas para mejorar el clima laboral”, comentó. 
Así como se sanciona a algunos elementos, a las grandes mayorías se las motiva, aseguró. 
“Terminando este año y el próximo tenemos algunos planes y proyectos para que ellos trabajen con gusto, se sientan en una institución, donde conscientes de tener un mando que se preocupa por ellos puedan ser eficientes al momento de ofrecer un servicio”, manifestó. 
>riesgo. Diego Fuentes, ministro del Interior, en declaraciones a medios nacionales dijo que es clave la depuración, sobre todo cuando, según sondeos, más del 65% de la ciudadanía confía en la 
institución del orden.
Como parte de este proceso, en febrero del año pasado en la provincia de Imbabura un policía fue hallado vendiendo un paquete de droga. En el mismo mes, en la ciudad de Ibarra, siete uniformados fueron encontrados con alcaloide, indican los reportes. 
Según el Ministerio del Interior, no solo el tráfico de drogas ha tentado a los policías, sino también ilícitos como  robo, ocultamiento de antecedentes, extorsión, cohecho, ausencia ilegal, abandono de servicio, delitos sexuales, entre otros. 
En una rueda de prensa, el exministro José Serrano mencionó que como una medida para atacar el mal se hicieron pruebas de confianza y además se pidió a la Contraloría General del Estado que realice un análisis patrimonial de los bienes de los miembros de la Policía Nacional para verificar su posible enriquecimiento, producto de actividades ilegales. 
En Manabí, aunque no se accedió a cifras oficiales, son varios los policías dados de baja por estar involucrados en asesinatos, robo de carro, delitos relacionados con droga, según ha informado la institución.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala