Actualizado hace: 1 hora 38 minutos
Hay que buscar fortificar los lazos de la unidad nacional

Domingo 01 Enero 2017 | 03:00

 El  año que culminó ayer dejó grandes experiencias a los ecuatorianos, quienes transitaron por un camino copado de sentimientos contrapuestos como la felicidad y el dolor, la satisfacción y el desencanto, la esperanza y la frustración.

Aquella situación especial nos ha dejado riquezas de conocimientos que deberían ser aprovechadas ahora, cuando se inicia una nueva etapa calendario, para que, razonadamente, los administradores del Estado y las fuerzas vivas de la sociedad
se junten a preparar proyectos libres de los errores detectados.
Si bien las condiciones políticas no facilitan encontrar una base de apoyo para una adecuada simbiosis entre gobierno, organismos empresariales y pueblo, se hace imprescindible una concertación nacional para lograr punto de equilibrio que logre abrir el diálogo fecundo y benefactor.
Por eso el comienzo de una nueva etapa calendario, cuando el sentimiento fraternal está a flor de piel porque el espíritu de la confraternidad revolotea con mayor énfasis, es tiempo adecuado para tratar de hacer real la vivencia en sociedad, con esfuerzo colectivo.
El nuevo año será recibido con ilusión de cambios, esperándose que estos logren concretarse haciendo consciencia que hay que sobreponer el interés general a la soberbia política partidista que disocia e impide el entendimiento nacional.
¡Feliz Año 2017!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: