Actualizado hace: 47 días 12 horas 2 minutos
Convenio Ecuador- Unión Europea
Convenio Ecuador- Unión Europea
Por: Alfredo Saltos Guale

Sábado 31 Diciembre 2016 | 04:00

Estando a punto de regir la adhesión de Ecuador al acuerdo comercial de Colombia y Perú con la Unión Europea, es conveniente realizar algunas puntualizaciones, que es menester tener presente. Por ejemplo, el principal producto agrícola de exportación, el banano, seguirá pagando un arancel que se igualaría a 75 euros por tonelada con Colombia y Perú, recién en el año 2020, hasta tanto la fruta ecuatoriana que ingrese a la Unión costará un euro más por tonelada.

También es necesario consignar que existirá un tope máximo en volumen de venta. A última hora, los productores de banano de las antiguas colonias europeas, lograron que se establezcan medidas adicionales de protección cuando se llegue al 80% del máximo anual de importación, en que se activarían alarmas para evitar que se supere el nivel asignado, hasta el 2020, en que se eliminarían de manera total. Estimamos que la presión para mantener restricciones continuará más allá de esa fecha, precisamente porque la producción doméstica europea no es competitiva ni en calidad ni precio con el banano latinoamericano.
Entre los productos que salieron beneficiados, que son casi todos los agrícolas, se cuenta el plátano, que a diferencia del banano, entraría sin ningún obstáculo, con impuesto cero y sin límite de ninguna naturaleza, lo cual abre una enorme posibilidad para que, con esa seguridad, los cultivadores actuales o futuros, hagan esfuerzos de inversión para incrementar la productividad y mejorar la calidad platanera, que tiene demanda no sólo entre los consumidores nostálgicos latinoamericanos, que viven en los 28 países de la Unión, sino de los propios naturales del continente que ya han descubierto su bondad, no sólo en fresco verde o maduro, sino también en todas las presentaciones con valor agregado, tales como chifles, patacones, tortas, etc. Este es un rubro a tener en cuenta para promover su mayor desarrollo en la provincia de Manabí, principal productora de esa musácea.
Un tratado comercial, implica concesiones mutuas, pudiendo ingresar con ventajas al país algunos ítems agropecuarios europeos subsidiados, que afectarían la producción interna, como es el caso de las naranjas y mandarinas, leche en polvo, azúcar y otros. El pacto implica serias responsabilidades para que tenga sustentabilidad, entre ellas la obligación de producir y exportar con los más altos rangos de calidad, inocuidad y productividad, que será el desafío más grande que tendrá que asumir Ecuador, en muy corto plazo, para volver competitiva y rentable su actividad agropecuaria, hasta ahora deprimida.  
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más noticias