Actualizado hace: 3 horas 41 minutos
Ramón va todos los días a su destruido hotel

Ramón Cedeño acude todos los días a vigilar su hotel, ubicado en la “zona cero” de Tarqui.

Viernes 22 Julio 2016 | 06:00

Todos los días Ramón Cedeño camina cerca de una hora para llegar a la “zona cero”, en Tarqui, y cuidar   su hotel. 

Desde el pasado 16 de abril, cuando ocurrió el terremoto, él se ha convertido en el guardián del hotel Las Rocas.  
La estructura sufrió daños de mampostería durante el sismo. 
Ramón tiene 81 años y sufre de alzheimer, enfermedad que afecta la memoria. A pesar de aquello, él no se olvida de que tiene un hotel que cuidar. Sus familiares han optado por permitirle permanecer largas horas bajo un árbol ubicado al frente de “Las Rocas”.
Su hija Yessenia Cedeño cuenta que  él llega a Tarqui caminando desde la calle 9 y avenida 7, donde se ubica la vivienda de un familiar que lo ha acogido junto a su esposa, Nancy Vega. 
Agregó que, para evitar que debido a su enfermedad él se pierda, le han colocado una pulsera que rastrea su ubicación. Hay ocasiones en que él insiste en quedarse y tenemos que llevarle el almuerzo, agregó su hija.
Yessenia Cedeño dice que su padre está aferrado al hotel Las Rocas. “Él se ha olvidado de que también es dueño del hotel Arena Mar, ubicado en la calle 101 de Tarqui. Este hotel no tiene un solo rasguño”, dijo. 
Ramón tampoco recuerda que su vivienda, ubicada en la parte posterior del hotel Las Rocas, también se destruyó. 
RECUERDOS. Ayer a las 12h00 Ramón estaba sentado bajo el árbol observando su hotel. 
Él se mostró muy efusivo al contar que su propiedad  tiene pocos daños, pero no habló del terremoto.
Manifestó que lo estaba cuidando porque ve a muchos extraños que quieren entrar por las ventanas abiertas. También dijo que iba a cambiar las cortinas. 
El hotel tiene 40 años de construcción, expresó, y recordó que él construyó el Centro Comercial Tarqui, ubicado en la misma calle 101, pero que después lo vendió. “Este fue el primer centro comercial que tuvo mi parroquia”, señaló.
Jessenia Cedeño también tenía su hostal Las Velas en la “zona cero”, el cual ya fue demolido. 
Ella dice que tiene una casa por el sector del aeropuerto, pero la arrendó luego del terremoto para tener un ingreso mensual que pague el estudio de sus hijos y parte del tratamiento de su padre, que es bastante caro. “No tenemos ahorros, porque todos los ingresos eran para pagar sueldos, el seguro social y el tratamiento de la enfermedad de mi padre”, anotó. 
Ella dice que solo espera que se abra la calle 101 para que funcione su hotel Arena Mar.
Macario Mendoza, dueño del  desaparecido hotel Old Navy, ha ampliado con otros artículos su negocio de venta de colchones y muebles en el redondel de El Paraíso. Él dice que por ahora no construirá en Tarqui.
Luis Hermidas, en cambio, quiere volver a Tarqui. Asegura que vive en casa de un hijo y que sus ahorros se acaban. Él es dueño del hotel Boulevar, al que todos los días “le da la vuelta”.
También Paquita Polanco espera el apoyo crediticio para levantar su hotel, el Panorama INN. Ella vive en casa de una nieta.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala