Actualizado hace: 4 horas 4 minutos
La ruta más larga
La ruta más larga
Por: Johnny Medranda Mera

Viernes 22 Julio 2016 | 04:00

No, no, no es la ruta intermodal Manta-Manaus!. La ruta más larga son apenas 30 o 40 centímetros de distancia: Desde nuestro cerebro hasta al corazón.

 Y es aquí del por qué tanto potencial humano se desperdicia, del por qué existe tanta corrupción en todos los niveles de nuestra sociedad. Intelectualmente sabemos que es lo correcto hacer, lo tenemos todo en la cabeza. Pero por más que querremos ese conocimiento en su mayoría de las veces nunca llega al corazón, que es donde está el combustible que nos hace actuar; y casi todo se queda en el discurso y las buenas intenciones.

Para muestra un botón; ¿qué ha pasado en Manabí con nuestro desarrollo en estos últimos años  de la abundancia petrolera?. Hay más carreteras, más escuelas, más hospitales y muchas otras cosas más. Todo gracias al dinero fácil del oro negro y aun mucho más fácil de los impuestos. Pero veamos más allá de ello. No hay el comercio que esperábamos que genere suficiente empleos; no hay suficientes doctores que nos atiendan o maestros que nos eduquen. Vivimos en crisis. El Gobierno ha hecho lo suyo, pero el empresario, la industria y nosotros los ciudadanos hemos fallado. Hemos fallado al no sintonizarnos con las políticas del gobierno para generar desarrollo, o hemos fallado porque sabiendo que esas políticas pudiesen haber sido las erradas dejamos que pase. Para bailar tango se necesitan dos.
Es aquí que tenemos que reflexionar los manabitas. Algunos nos hemos vuelto muy legalistas. Hacemos lo mínimo requerido. ¿Qué planes tenemos para Manabí? Seguro que recitamos los mil mega proyectos. ¿Qué hemos hecho por Manabí en los últimos 5 o 10 años?. Recitaremos los mismos mega proyectos: ¿Puerto de aguas profundas?, ¿aeropuerto?, ¿Manta-Manaus?, ¿ensambladoras? ¿plantas agro-industriales?, ¿Zonas Económicas de Desarrollo?, etc.  Nos excusamos diciendo que no tenemos llegada al Presidente, que el Presidente está mal informado, que hay conspiraciones desde otros lugares contra Manabí, y ahora que hay crisis. Pero nosotros nunca somos los culpables. Siempre son los otros. Dice el buen libro, “…. Por sus frutos los reconocerás”. Miremos nuestro árbol.
Pero nunca es tarde para que todas esas buenas intenciones pasen de nuestra cabeza y lleguen con fuerza al corazón y se conviertan en acciones y concreciones. No es justo que otras provincias progresen y Manabí se mantenga en un sub desarrollo. El progreso es dominio de todos. Nuestro amigo bíblico, Salomón, nos dice: “por sobre todo, protege tu corazón, porque de él mana la vida.” Y es que es allí donde radican nuestros más profundos sentimientos y deseos que nos hacen actuar para bien o para mal. Nosotros decidimos.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: