Actualizado hace: 11 horas 47 minutos
Ancestralidad.
Una civilización que hizo extenso uso de la piedra

“Manabí, desde el descubrimiento de su puerto milenario en el Jocay Antiguo (Manta) se convirtió en una zona de avituallamiento”.

Lunes 18 Julio 2016 | 04:00

 Esto lo señala la historiadora Libertad Regalado Espinoza en la introducción de su libro ‘Indigenismo e identidad en Manabí’, en referencia a lo que sucedía en este territorio hasta la llegada de los españoles. Asimismo, dice que esta tierra era “punto de partida para ingresar a otros territorios como Guayaquil y Quito, o desplazamientos hacia el norte con Darién (Panamá) y al sur con su objetivo, la capital del Tahuantinsuyo: el Cuzco; Bahía de Caráquez en un lugar para carenar las naves ‘aún cuando fueren de mil toneladas’ (Del Busto, 1973) y en un astillero donde se fabricaban naves pequeñas para un tráfico comercial restringido”.

 
> vinculados. En relación con una habilidad en particular de los naturales de estas tierras, en el libro se recoge que “los pueblos que habitaron estas tierras mantenían estrechas relaciones con afines en las costas del Pacífico, habían alcanzado niveles muy avanzados en la navegación, el uso de las velas era concomitante con estos asentamientos ‘ni mayas, ni aztecas contaban con este adelanto’ (Hugh, 2012: 150), esto les permitió acceder a grandes distancias en sus desplazamientos por el mar”.
 
> ubicación. Más allá de esta cuestión vinculada a la navegación y el comercio de los antiguos, en base a “información de varios trabajos arqueológicos, se localiza a la ‘cultura Manteña’ en una extensa franja entre las provincias de Manabí y Guayas, que incluye isla de la Plata, al norte Bahía de Caráquez con su límite en el río Chone, al sur del Guayas y la isla Puná, al sureste la cordillera Chongón Colonche y el territorio Milagro-Quevedo”.
 
> civilización. Se dice que “Jacinto Jijón y Caamaño (1952) habla de una civilización ecuatoriana y destaca que ‘es la única civilización ecuatoriana que hizo extenso uso de la piedra como elemento de sus construcciones y para sus manifestaciones artísticas’. Emilio Estrada (1961) devela la ‘civilización manteña’ cuando indica que hay 2 km casi ininterrumpidos de tiestos a lo largo de Manta, lo que representa una población aborigen enorme, donde hay, además, vestigios de asentamientos de culturas Bahía I y II y ligeros indicios de Chorrera”. 
En otro tema, la historiadora refiere que “la presencia de sillas en U, de estelas, estatuas, columnas, figuras de animales, tótems, incensarios, pozos, albarradas, tolas, estructuras de edificaciones han sido motivo de estudios.
Las sillas, consideradas únicas en el mundo, es posible que fueran construidas con finalidades religiosas, jerárquicas o rituales. Al respecto Colin McEwan (2003: 130) se inclina por relacionar las sillas con jerarquía y ritualidad, describe que fueron usadas solo para reuniones periódicas de la elite gobernante; que las sillas que se encuentran apoyadas sobre figuras humanas postradas sobre felinos en igual posición estaban destinadas al uso de los señores y las que tenían la figura del jaguar para los sacerdotes”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala