Actualizado hace: 10 horas 29 minutos
Portoviejo
Barcelona puso los goles y la fiesta

Barcelona se quedó con los tres puntos y Delfín con la taquilla en un estadio Reales Tamarindos que estuvo a ‘full’ de gente y alegría.

Lunes 18 Julio 2016 | 04:00

Con goles del delantero Ely Esterilla (minuto 57) y del defensor Anderson Ordóñez (minuto 70), el Ídolo superó a un difícil cuadro cetáceo.

Barcelona sumó 44 puntos (+29) y se mantiene en lo más alto de la tabla de posiciones y dio un ‘guiño’ a la final del torneo que se juega en diciembre. 
El encuentro. En el primer tiempo, los cetáceos hicieron ver mal la estrategia canaria. Los duelos hombre a hombre fueron ganados por Delfín. 
Jordan Sierra ofuscó a Damián Díaz. La marca asfixiante del joven volante mantense tenía al ‘Kitu’ opacado en cancha, se sentía incómodo con la presencia del ‘chaval’.  
Por el sector izquierdo, el volante canario Wacho Vera fue absorbido por el lateral Miguel Ibarra, quien cumplió en la primera etapa. 
En la delantera, Jonathan Alvez no la vio ante Pablo Saucedo, quien manejó bien los tiempos y no dejó brillar al ‘Diamante Negro’. 
En la delantera ‘cetácea’, Maximiliano Barreiro batalló con los centrales toreros: Aimar-Ordóñez. El único espacio que le dejaron, casi anota, tras una chilena ‘cortita’, pero el balón se fue desviado por el arco de Máximo Banguera. 
Durante la primera etapa, las ocasiones y posesión de balón estuvo del lado cetáceo. Además, el Ídolo estuvo impreciso en el anticipo y en la salida con balón. 
Para la segunda etapa el libreto cambió. Barcelona lo gozó, Delfín lo sufrió. 
El cuadro torero solo tuvo un susto, tras una gran jugada de Beder Caicedo, quien dio un pase a Barreiro, que anotó, pero estaba en fuera de lugar. Después todo fue amarillo.
La primera alegría tocó la puerta cuando Damián Díaz le ganó la espalda a Beder Caicedo, proyectando una gran asistencia para Pedro Velasco, el lateral remató en dirección al poste y Ely Esterilla entró al área chica para empujar el balón al arco. Barcelona se puso arriba 1-0 al minuto 57.
El Ídolo siguió intentando y uno de los mejores del encuentro hizo emocionar a los asistentes: Velasco pegó un balonazo en el vertical desde aproximadamente 20 metros del arco protegido por Rolando Ramírez.
Los punteros sellaron su victoria al minuto 70 con una acción de pelota quieta. El capitán Matías Oyola cobró un tiro de esquina y Anderson Ordóñez con un frentazo marcó el 2-0.
El triunfo de los toreros ante Delfín los deja en una posición inmejorable para adjudicarse la primera etapa y ganar el derecho de jugar las finales del campeonato ecuatoriano en diciembre.
Ambiente. Barcelona demostró ser un fenómeno social nuevamente. Niños, adultos y ancianos eran un solo grito: “Ídolo como te explico, cuanto te amo yo”. 
El Reales Tamarindos se pintó de amarillo. Unos 20 mil espectadores se dieron cita al coloso de la avenida Universitaria. 
Los comerciantes lo gozaron, el público se emocionó. 
Para María Cedeño es vital esta clase de partidos. “Crecen mucho nuestras ventas. Viene un grande como Barcelona y trae mucha gente. Ojalá se dé más a menudo”, dijo la vendedora de hot dog y hamburguesas en las afueras del escenario deportivo. Ella dice que ni en 10 partidos de Liga de Portoviejo vende lo que vendió ayer. 
En la misma sintonía está José Macías, quien se dedica a vender camisetas. “Espectacular que venga un Ídolo del país a Portoviejo. Todos ganamos y aumentan nuestras ventas considerablemente”, apuntó Macías.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala