Actualizado hace: 10 horas 12 minutos
Tradición
Expresión montuvia que enamora

La cultura montuvia tiene raíces fuertes y costumbres que se resisten a morir. El humor y la alegría son parte de su identidad.

Domingo 17 Julio 2016 | 04:00

Los nacidos en el campo del litoral ecuatoriano son personas hospitalarias, solidarias, trabajadoras y amantes de los versos, rimas y poemas como el amorfino. 

Con eso mantienen vivas sus tradiciones a pesar de la prisa que lleva el tiempo.
El hombre montuvio es conquistador y en el momento de cortejar a una mujer los versos son parte de su tradición oral. 
Esos versos son más conocidos como el amor inverso o amorfino, ideales para flechar a una dama.
 
>ASí surge. En la década de 1950, enamorarse con un poema o con una canción era lo más romántico que podía haber, era prácticamente la ‘carreta’ que usaba el hombre montuvio para conquistar. 
Francisco Quinta, de 74 años de edad, recuerda a la perfección esa época y con algo de picardía dice que fue el momento preciso para conquistar a quien ahora es su esposa.
Este hombre, quien habita en el recinto Cuatro Mangas del cantón Buena Fe, en Los Ríos, relata que no se avergüenza de ser montuvio, al contrario, señala que ellos son la máxima representación de la cultura costeña y por eso “lo enamorador lo llevan en la sangre”.
“En mi época los amorfinos eran el plato fuerte para conquistar a las mujeres, era como lanzarles maíz a las gallinas y verlas avanzar y avanzar, hasta que 
caían”, destaca Quinta entre risas.
 
>DE QUÉ HABLAN LOS AMORFINOS. Estos versos y cantos hablan de amor, amores, desengaños, conquistas y travesuras vividas, al menos eso es lo que recuerda a sus 86 años de edad Olmedo Carranza. 
Es un quevedeño que considera que el amorfino es una composición romántica y enamoradiza. “Es una exaltación de amor que crearon nuestros ancestros justamente para enamorar”, enfatiza.
Carranza creció en un hogar donde los versos y cantos (amorfinos) lo acompañaron a lo largo de la historia. Aunque no se considera un poeta, cree que es una de las cualidades que identifica al montuvio y que si no se las conserva, pronto morirán.
“Recuerdo cuando tenía 15 años y escuchaba a mi padre decir los amorfinos en las reuniones familiares. Entonces comprendí que la alegría y coraje que tenemos los montuvios; es una de las costumbres que más se aprecia”, resalta Carranza.
Aunque el amorfino es una forma de expresar su opinión ante un grupo de amigos, otros consideran que existen personas que lo utilizan para agredir de manera indirecta y allí 
nacen las famosas contrapuntas. 
Estas últimas son utilizadas en las fiestas y bailes populares, donde los montuvios deciden formar concursos de amorfinos y el premio mayor será bailar con la más bonita del baile, cuenta Glicerio Pinargote. 
Él destaca que esa vida alegre es parte de nuestra identidad y la mejor cualidad que tienen los que han nacido en el campo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala