Actualizado hace: 6 horas 9 minutos
Entrevista
“Están reconstruyendo las vulnerabilidades”

A la naturaleza no podemos ponerle ni tiempo ni límites en el espacio, dijo Hugo Yepes, sismólogo del Instituto Geofísico.

Domingo 17 Julio 2016 | 04:00

¿Es normal el número de sismos que se presentan entre Pedernales y Esmeraldas a tres meses del terremoto del 16 de abril?

Tras un terremoto como el de 7,8  es natural que se tengan réplicas por muchos meses, las cuales están relacionadas con la zona de ruptura, es decir en la zona comprendida entre Cojimíes y Jama. ¿Cómo se libera esa energía? De manera continua, decayendo paulatinamente o con saltos abruptos. En realidad depende mucho de unas condiciones específicas de las zonas de contacto de las placas y esas son las que no controlamos.
 
Por lo menos 12 de esos sismos se han presentado con más de 6 grados. ¿Eso también es normal?
Sí. Una réplica tiene por concepto el hecho de que sus magnitudes son del orden de medio grado o un grado menos que el sismo principal, la máxima, y luego más abajo. 
 
¿Van a seguir presentándose esas réplicas?
Sí. Es difícil pronosticar cualquier tipo de sismicidad, inclusive réplicas. 
 
¿Por qué ocurre esto? 
Cuando hubo el terremoto, todo la placa superficial que estaba comprimida se estiró y avanzó un metro, pero las zonas de contacto están buscando igualar ese movimiento.
 
Si uno ve los mapas que registran estos movimientos, observa que muchos tienen una zona en común ¿Hay un enjambre sísmico en el sector?
La zona en común es la de ruptura. El área que está siendo dibujada por las réplicas es esta, en donde hubo toda la liberación de energía, y donde todo está volviendo a encontrar su equilibrio. Lo que está un poco más allá, bajo la ciudad de Esmeraldas, es donde hay una reacción, no en concepto de réplicas sino de enjambre, que se caracteriza por tener muchos sismos agrupados, pero no un sismo principal.
 
En las redes sociales circulan videos de supuestos expertos extranjeros que dicen que se están dando las condiciones frente a las costas de Manabí y Esmeraldas para un gran sismo. ¿Los ciudadanos deben prestar atención a eso? 
He visto varios de esos videos, así como la preocupación innecesaria de la gente. La física es una sola, y esta física dice que en la zona del terremoto entre Cojimíes y Jama ya se liberaron 75 años de acumulación de esfuerzo sísmico y para poder tener nuevamente condiciones para un terremoto fuerte, se necesitan otros 75 o 150 años de acumulación. Esa deformación se da a la velocidad en que crecen las uñas.
 
¿Cómo van los avances de los estudios de suelo en Manta y Portoviejo?, ¿Qué se puede decir de cara al futuro?
Los estudios van avanzando de manera sostenida en Manta y Portoviejo. Esperamos otras réplicas. Hay muy poca sismicidad ahora y eso nos retrasa los estudios. Es una buena noticia para todos menos para nosotros.
 
D. ¿Hasta el momento ve algún cambio en la cultura de riesgo y de construcción tras el terremoto o se repiten los viejos errores? 
Lastimosamente, yo diría que el susto está pasando; pero también la urgencia está creciendo y la posibilidad de respuesta de las autoridades a nivel nacional y subnacional es limitada en función de la poca preparación que había. Nadie, a excepción de unos pocos, esperaba el sismo. Yo veo que se están reconstruyendo las vulnerabilidades anteriores. Es decir, si una pared estaba cuarteada se la enluce, se la pinta bonito, como si no hubiera pasado nada. Pero nos olvidamos de que el sismo ya la dañó y si viene un siguiente la volverá a dañar, al menos. Y eso lo aprendimos en Bahía.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala