Actualizado hace: 2 minutos
Sabores que llegan

Manta ha acogido productos gastronómicos tradicionales de otros cantones.

Domingo 17 Julio 2016 | 05:00

 Los pasteles, los dulces, los bollos y el jugo de guanábana, son algunos de los productos tradicionales de otros cantones que han llegado a Manta y cuyo consumo se ha popularizado entre sus habitantes.

De este cantón llegó el pastel, el más popular y de mayor consumo en la ciudad, según varios ciudadanos.
El pastel está elaborado de una masa de harina horneada con relleno de carne o de pollo, que se vende en 35 centavos. 
La esquina de la calle 11 y avenida 14 es uno de los muchos puntos de venta que existen en la ciudad. 
Aquí los vende Eugenio Guaranda, quien dijo  que este es el “break” favorito de las clases populares. 
Guaranda recordó que el pastel llegó a Manta hace unos 12  años.
El bollo de verde y maní es otro de los tradicionales aperitivos que llegó a Manta desde Jipijapa. 
Se los puede conseguir a 2 y 5 dólares.
Aunque su venta no está tan expandida como el pastel, empieza a posicionarse, dijo Freddy Valeriano, quien los vende desde hace más de 12 años en Playita Mía.
El bollo de Jipijapa también se lo puede encontrar en los mercados y zonas de comercio popular de la ciudad.
Los dulces tradicionales de este cantón llegaron a Manta hace unos 30 años, aseguró Ulbio Macías, quien dijo ser uno de los precursores de su comercialización.
Los dulces de Rocafuerte se encuentran en algunos puntos de la ciudad, como en el centro y la terminal terrestre. Los precios de estos productos varían de acuerdo a la calidad. 
Los que recorren venden fundas de 50 centavos. 
También se los puede conseguir en  tarrinas de un dólar, y de un dólar cincuenta.
De este cantón también llegó la ensalada de frutas. 
Demetria Cedeño, de la comunidad de Buenos Aires de este cantón, se encargó de traer este producto. 
Desde hace diez años, ella los vende en el sector de la ex toma de agua, en la vía Manta - Rocafuerte. 
El vaso cuesta 50 centavos.
De este cantón, además del queso y la mantequilla, llegó el jugo de guanábana, una bebida que se ha convertido en la favorita de los mantenses, según su productor Édison Silva.
La venta de jugo en botella es una iniciativa que primero se estableció en  Chone, pero que Silva la trajo a Manta en este año desde febrero. 
El costo de la botella es de 75 centavos. 
Silva comentó que al principio solo traía 100 botellas. En la actualidad vende cerca de 600, que son comercializadas por un grupo de vendedoras que recorren por el centro y los barrios de la ciudad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala