Actualizado hace: 1 hora 51 minutos
CELEBRACIÓN
San Biritute, un Ídolo ancestral

Mañana desde las 10h00, en la parroquia Julio Moreno, de Santa Elena, se recordará el retorno de San Biritute.

Jueves 14 Julio 2016 | 05:00

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) Regional 5, la Dirección de Cultura de la provincia de Santa Elena, en conjunto con el Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial de Julio Moreno y la comuna de Sacachún desarrollarán una feria de gestión sostenible en la que participarán los habitantes del sector. 

Además, habrá una sesión solemne y culminará la celebración con presentaciones artísticas y actividades lúdicas, según destaca la web del INPC. 
Huancavilca. El objetivo de estas actividades es conmemorar el quinto aniversario del retorno de San Biritute, una figura antropomorfa ancestral, la más grande registrada en Ecuador, perteneciente a la cultura Huancavilca (800 d. C. y 1532 d. C.).
San Biritute tiene 2,35 metros de alto, tallado en conglomerado marino de la formación tablazo. Según la historia, este monolito fue encontrado en el cerro Las Negras hace aproximadamente 119 años.
?“Desafortunadamente, una corriente de fervorosos conservadores políticos, católicos y de pensamiento académico tradicional, en el año 1952, sacaron a San Biritute de la comuna y lo llevaron  a la avenida 10 de Agosto de la ciudad de Guayaquil y luego lo trasladaron al Museo Municipal de la misma urbe”, señala el Instituto de Patrimonio en su portal.  
En la misma web se añade que en 1993, la comunidad inició formalmente los pedidos de devolución de San Biritute frente a su custodio, el Museo Municipal de Guayaquil. A pesar del tiempo transcurrido, en la memoria colectiva de los sacachuneños aún persistía el recuerdo de los favores ofrecidos a sus abuelos y jamás lo olvidaron.
Las distintas administraciones municipales no escucharon los pedidos de la comuna y siempre negaron la petición de devolución, pero se logró el retorno de este monolito a su lugar de origen, el 16 de julio del año 2011.? 
San Biritute es considerado desde tiempos prehispánicos como el símbolo de la lluvia, amor y fertilidad, por tal razón los moradores de donde se encuentra el monolito, lo cuidan y lo adoran. Con el pasar del tiempo en torno a esta figura fue forjándose una leyenda que hoy persiste entre propios y extraños.
Además sobre esta imagen se han creado varias historias que forman parte de la riqueza de la tradición oral montuvia de la provincia de Santa Elena.
Historia. En el documento ‘El retorno de San Biritute a la comuna de Sacachún’ se indica que,  según el arqueólogo Emilio Estrada, el monolito de San Biritute forma parte de las estatuas de piedras bajadas por los moradores de Sacachún desde el cerro Las Negras, alrededor del cual se teje una serie de historias que perduran en la memoria oral de los habitantes del sector, muchas contadas desde la razón y la lógica occidental, y que se repiten a lo largo del territorio ecuatoriano, como huellas de contactos milenarios.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala