Actualizado hace: 6 horas 58 minutos
Brasil sigue herido por la corrupción
Brasil sigue herido por la corrupción
Por: Genésio Renovato

Martes 12 Julio 2016 | 04:00

La corrupción a gran escala en Brasil desplegada por algunos políticos y empresarios no refleja el comportamiento y la imagen de 200 millones de brasileños.

Es importante recordar que la gran mayoría de la población brasileña son personas trabajadoras y se enfrentan a grandes dificultades en el día a día en busca de una vida mejor.

El país pasa por la mayor lucha contra la corrupción en su historia y que ha atormentado las mentes corruptas que no lograron detener la Operación Lava Jato de la Policía Federal en la lucha ininterrumpida en contra los corruptos que saquearon a Petrobras en búsqueda de la sostenibilidad política y financiera.
Brasil es uno de los mayores recaudadores de impuestos del mundo, pero la proporción de soluciones para la sociedad en su conjunto no es equilibrada y realmente no se ve un retorno al gran esfuerzo practicado por los brasileños con respecto al pago de impuestos.
La salud pública en Brasil es un problema grave, hay largas colas y los pacientes son tratados con negligencia, hay hospitales con máquinas rotas, no se realizan los exámenes y cuando esto ocurre la espera es al menos dos meses. Los brasileños que sufren en la piel eso todos los días son víctimas de la corrupción, debido a que la mejora esperada por todos no llega a su destino final.
El crimen en Brasil es otro problema crónico y estamos exhaustos de ver todos los días en las noticias de televisión a gente perder la vida en asaltos y todos se convierten en estadísticas porque no hay solución para la mayoría de los casos y los bandidos no son identificados. Los brasileños tienen miedo de salir a la calle, reina la impunidad y en algunas ocasiones cuando los bandidos están detenidos, no cumplen toda la pena de prisión, porque la ley brasileña les pone en libertad.
Muchos políticos asisten a este mar de sangre en la cabina, no hacen nada para crear mejores condiciones para que estos problemas se minimicen. El universo en que viven parte de los políticos brasileños está completamente fuera de contacto con la sociedad. Esta falta de humanidad y de compromiso con la causa pública debería ser una vergüenza a los ojos de quien tiene la obligación de servir al pueblo que lo eligió.
Los corruptos que saquearon Petrobras están sorprendidos por la eficacia de la Policía Federal de Brasil para combatir la corrupción. Esta mirada de asombro por los corruptos es, sin duda, la de los que pensaban que tenían todo el poder político y financiero para cualquier maniobra si hubiese necesidad. Para ellos, en realidad el dinero puede comprar todo.
No es bueno subestimar el lado bueno de una sociedad, a millones de brasileños honestos, muchos en la administración pública con aliento para defender intereses de la sociedad brasileña.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: