Actualizado hace: 11 horas 7 minutos
Época de sangre en la vía Manta-Rocafuerte

En una época, la vía Manta-Rocafuerte se convirtió en la zona donde más cadáveres abandonaban.

Martes 12 Julio 2016 | 06:00

La vía Manta-Las Canteras de Picoazá fue durante algunos años la ruta donde abandonaban cadáveres, y en ocasiones eran hallados con leyendas. 

Otras víctimas fueron halladas dentro de sacos con las manos amarradas y la cabeza vendada. La mayor parte de aquellas muertes se registró entre el 2000 y el 2010.  
Hernán Lucas, periodista de Diario Extra, dijo que en esa época algunos crímenes se registraban por ajustes de cuentas entre bandas que, según la Policía, se dedicaban al secuestro, extorsión y robo de vehículos. 
“Incluso algunos grupos sembraron el terror en Manta con la aparición de hasta seis cadáveres en las afueras de la ciudad, y luego la Policía nos informaba que la mayoría de ellos tenía antecedentes penales”, expresó.
El periodista dijo que las víctimas aparecían con frecuencia en la vía Manta-Rocafuerte o a un costado del antiguo basurero municipal de Jaramijó.
Otros cuerpos eran hallados en “La Toma de Agua”, en la vía a Las Canteras de Picoazá o en la vía que conduce hacia el sitio La Sequita de Montecristi. 
“En esa época, los cuerpos recibían desde ocho a 12 impactos de bala en la cabeza”, reveló Lucas.
La mayoría de los cuerpos eran encontrados por campesinos, transeúntes y conductores, comentó.
Otro hecho que marcó una temporada sangrienta en Manta fue el hallazgo de víctimas atadas de pies y manos, portando una leyenda en su pecho que decía, por ejemplo, “esto es lo que les va a pasar a los extorsionadores”. 
Carlos Delgado, periodista del diario El Mercurio, sostuvo que algunas víctimas tenían las mismas características cuando eran encontradas: más de 10 disparos en la cabeza, señales de tortura y sus rostros cubiertos con cinta de embalaje. 
Delgado contó que en esa época la Policía tenía varias hipótesis sobre las causas de aquellas muertes. Algunas eran atribuidas a grupos dedicados a realizar una supuesta “limpieza delincuencial“, otras a enfrentamientos entre bandas dedicadas a robar en bancos, o por problemas de narcotráfico. 
El periodista dijo que también hubo presunciones de que los criminales colocaban las leyendas para despistar las investigaciones que ejercía la Policía. 
Incluso hubo un tiempo en que la Policía le atribuía aquellas muertes a Mauricio Montesdeoca, conocido como “El Justiciero”, pero él negaba aquello diciendo que era “una leyenda urbana”. Montesdeoca fue asesinado el 15 de julio de 2009 en Portoviejo, cuando iba en su carro y le dispararon más de 20 veces.
El general (r) Florencio Ruiz fue jefe de la Policía de Manta en el 2006, y dijo que en esa época aparecían abandonados los cadáveres por la pugna que había entre las bandas “Los Choneros” y “Los Queseros”. 
Los integrantes de ambas organizaciones se atacaban entre sí por liderar las actividades delictivas relacionadas con el narcotráfico y sicariato. 
Ruiz sostuvo que en esa etapa estuvo en Manta el desaparecido Grupo de Apoyo Operacional (GAO), que ayudó a desarticular las  bandas de “Los Queseros”, “Los Rusos” y “Los Carreños”. 
Otro delito que enfrentaron fue el coyoterismo, porque había organizaciones dedicaban a llevar a los inmigrantes desde las costas de Manta hacia Centroamérica y Estados Unidos.
Sostuvo que algunas muertes también estaban relacionadas con la movilización de aquellas personas que eran llevadas al extranjero de forma ilegal. “Mientras fui jefe de la Policía, se logró frenar los secuestros de comerciantes y empresarios. Ahora se ha controlado la delincuencia porque existe menos corrupción en el sistema judicial”, expresó. 
Ruiz recordó que antes capturaban a personas armadas  y a los siete días recobraban la libertad. 
Él cree que ahora hay más control, tanto para jueces como para fiscales, y el trabajo de la Policía se ha fortalecido con la dotación de armas, equipos y cámaras de videovigilancia. En los últimos cinco años los delitos que han disminuido son los asaltos a los bancos, crímenes, secuestros y coyoterismo. Durante este año se han perpetrado siete muertes violentas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala