Actualizado hace: 36 minutos
TRADICIÓN
Un saber que asumen desde niños

En la tradición indígena el oficio de sanador empieza desde temprana edad con una formación tradicional.

Martes 12 Julio 2016 | 04:00

En este proceso se adquieren los conocimientos ancestrales para el uso de elementos de la naturaleza para curar enfermedades como el mal de ojo. 

“Para hacernos sanadores empezamos una preparación previa desde los 7 años. Ya a los 13 podemos hacer las curaciones”, explica Luis Antonio Peláez, conocido como el maestro Yantzao.
Él es el presidente de la Asociación de Sanadores Tradicionales de El Oro. Este hombre de raíces amazónicas explica que empezó su trabajo hace 29 años: “Vengo de una generación de curanderos, ellos sanaban en sus comunidades, pero ahora la medicina natural estamos llevándola a todas partes”.
Muchos de los sanadores adquirieron sus conocimientos en la familia, otros lo hicieron en grupos de hombres y mujeres de experiencia.
“Las personas que desean curarse con la medicina natural deben tener la predisposición”, añade este hombre de 42 años.
Wilfrido Morán, de 55 años, sanador del cantón Huaquillas, detalla que para las sanaciones se utilizan elementos de creencia indígena de la naturaleza como el fuego y la tierra. 
Añade que también se usan cantos en los rituales.
El presidente de este gremio indica que para realizar una sanación se toma un ramo con hojas de ruda, eucalipto, laurel, santa maría, romero y de otras plantas. 
Este atado se pasa varias veces por el cuerpo del enfermo y luego se hace la limpia con un huevo de gallina desde la cabeza hasta los pies.
En la etapa final se sopla agua bendita o un preparado sobre la cabeza de la persona.
La mayoría de los clientes que reciben los sanadores son niños, adultos mayores y parejas; ellos consideran que los martes y viernes son días de purificación, según las creencias ancestrales de la cultura indígena, pues se logra mayor efecto en la sanación.
Muchos de los sanadores realizan los rituales en lagunas consideradas como sagradas.
“En los rituales se cita a las lagunas, las piedras, los cerros, las cascadas, se llama a las energías para poder curar a las personas, también usamos todas las plantas medicinales, las chontas, huacas y aguas de encanto”, comenta Adalberto Isbes, sanador de El Guabo.
En El Oro, más de 50 sanadores han sido legitimados con conocimientos en medicina ancestral y con carácter intercultural. 
Ellos participan periódicamente en actividades de sanación colectiva. La última actividad se realizó el pasado miércoles en los exteriores del Hospital Básico de Santa Rosa.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala