Actualizado hace: 21 minutos
Los siete magníficos

Comienza el año de los entrenadores. Una temporada donde el interés no solo se centrará en figuras como Cristiano, Griezmann y Messi.

Lunes 11 Julio 2016 | 04:00

El foco de atención se dirigirá, más que nunca, a siete banquillos. 

Nunca la Copa de Europa ni las grandes ligas continentales tuvieron tantos técnicos de alcurnia en los mejores equipos del mundo. Zidane acaba de empezar y triunfar al más alto nivel. Mourinho fue despedido del Chelsea y ahora pisa Manchester. Ancelotti se tomó un año sabático tras su etapa madridista y su nuevo reto es Bayern. Guardiola también descansó una temporada tras su periplo azulgrana. Ahora tiene todo para hacer grande al City.  Emery debuta en la máxima competición europea con el PSG.  Luis Enrique tiene el reto de volver a conseguirlo todo con el Barcelona. Mientras que Simeone desea sacarse esa ‘espinita’ y colarse entre los entrenadores campeones de la Champions.
Los siete técnicos más cotizados del mundo se verán las caras, frente a frente, por primera vez. Y todos tienen cuentas pendientes entre ellos.   
Los ‘enemigos’.  Manchester y Madrid rivalizan como las dos grandes ciudades del fútbol mundial. Si la capital de España se ha convertido en la reina del balompié por las dos finales de Champions disputadas entre el Real Madrid y el Atlético, dominadores en el continente, la segunda ‘city’ inglesa desea acaparar desde ahora la atención mediática por el enfrentamiento personal eterno que Mourinho y Guardiola reeditarán con su dirección de los dos enemigos ancestrales de Manchester, el United y el City.
La Champions.  La obsesión de los grandes entrenadores es conquistar la máxima competición continental, la Copa de Europa, con sus equipos. Demostrar su nivel con idiosincrasias diferentes. Guardiola tiene ese reto en su cabeza. Le persigue. Y no le deja tranquilo. Laureado por medio mundo, el catalán ha conquistado sus dos Champions al frente del Barcelona, para fracasar a escala internacional en el Bayern después de intentarlo durante un trienio. En la reciente presentación de Ancelotti como técnico del conjunto alemán le lanzó una indirecta a Pep por su incapacidad de entender el estilo de juego directo del equipo bávaro. El italiano ha ganado con el Real Madrid y el Milán, pero no pudo conseguirlo en el Chelsea ni en el PSG.
Mourinho lo obtuvo con el Oporto y el Inter. Fracasó en Europa con el Real Madrid y con el Chelsea en dos etapas. Los tres, Guardiola, Ancelotti y Mourinho, tienen marcada la Copa de Europa como el primer objetivo de sus nuevos equipos. Zidane y Luis Enrique solo han dirigido a un grande, el Real Madrid y el Barcelona. Cada uno ha celebrado una Champions. Y siguen al mando de sus plantillas.
Simeone.  Al argentino le encantaría medirse en el futuro a ese reto de triunfar en dos clubes distintos con una Copa de Europa en su palmarés. No la ha conquistado con el Atlético. Y vive una situación delicada. Por eso meditó marcharse nada más perder su segunda final. La razón era que tras convertirse en el mejor entrenador de la historia del Atlético, gracias a sus títulos, podía verse definido como el perdedor de las grandes finales continentales. Quiere escapar de ese cartel. Se ha quedado en el club, pero ese dilema sobrevive en sus pensamientos. Atacará un tercer intento de ser campeón con el Atlético. Ha pedido fichajes para contar con una plantilla que le permita ganar este torneo en el momento decisivo.   
El PSG. Mientras Guardiola, Mourinho, Ancelotti, Zidane, Luis Enrique y Simeone intentarán satisfacer sus cuentas pendientes, más o menos personales, el París Saint-Germain desea introducirse en ese combate con el fichaje del entrenador que ha conquistado tres Europa League consecutivas, Unai Emery. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala