Actualizado hace: 10 horas 51 minutos
Hernán Jijón G.
Cuándo será que “Manta se levanta”

Empiezo por mostrar mi más profunda decepción ante la gestión del Sr. Alcalde de Manta, Jorge Zambrano Cedeño, después del terremoto que nos perjudicó grandemente a todas las personas que vivimos en esta preciosa ciudad, que se resiste a perder el lugar de una de las ciudades turísticas más visitadas del Ecuador.

Viernes 08 Julio 2016 | 04:00

Tristemente hay que reconocer que el turismo, hoy por hoy,  es más de gente que viene a ver con cierto morbo las casas y edificios que todavía no terminan de demolerse y que tembleques y torcidas  dibujan  el horizonte,  teniendo como fondo al majestuoso mar.
Cómo puede ser posible que una de las arterias principales de acceso a Manta,  la Av.  4 de Noviembre, a la altura del cuartel de Policía de Tarqui esté convertida en un mercadillo sucio y mal oliente, con comerciantes alojados de lunes a domingo en  las aceras y parterre  central de esta avenida, dando una imagen deplorable al turista que llega a Manta, y que  probablemente por unos minutos piensa que se equivocó de ciudad y que está entrando a un pueblo de tercer orden, con todo respeto y cariño para las ciudades  más pequeñas.  Esto no debería ocurrir en Manta, una ciudad modelo que venía teniendo un progreso vertiginoso y que a pesar de lo ocurrido merece un mejor tratamiento y gestión.
Sr. Alcalde, cuando uno invita a conocer su casa, y Manta es su casa,  empieza por dar una agradable impresión de entrada; creo que es inapropiado recibir al visitante con una imagen de basural y pestilencia, para luego, disimuladamente, guardando la basura bajo el tapete, conducirles  a la parte bonita de la ciudad.
Fui uno de sus electores, pero las circunstancias actuales me dicen que me equivoqué rotundamente; pues, con todo respeto Sr. Alcalde,  creí que usted era un ciudadano que iba a actuar con mucha mayor celeridad y prestancia para defender y solucionar los problemas que tenía Manta  antes  y que se empeoraron  después del sismo.
Le pido, con el mayor comedimiento, que reubique a los comerciantes en un lugar donde puedan trabajar y no afecten la buena imagen, sanidad y ornato de la ciudad. 
Demuestre creatividad y recursos intelectuales para hacerlo; demuéstrenos a todos los decepcionados  que usted,  probablemente sin los recursos económicos necesarios, supo realizar una gestión digna.  Recuerde que los líderes muestran su temple en  tiempos difíciles, convierta esta desgracia que pasó en nuestra ciudad en algo positivo para que  las  generaciones futuras lo recuerden  como el alcalde que, a pesar de las adversidades, supo levantarse altivo junto al pueblo y defendió e hizo  valer los derechos de esta querida ciudad.
Perdone la frontalidad de mis expresiones,  pero me atrevería a decir que es el sentimiento de la mayoría de gente que vive y quiere a  esta ciudad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: