Actualizado hace: 2 minutos
Héctor Farfán García
Decisión política

Érase una vez un puerto que vivía soñando convertirse en puerto de aguas profundas del Ecuador. Por muchos años sus hijos lucharon por alcanzar esa utopía, los gobernantes de turno alentaron ese sueño.

Viernes 08 Julio 2016 | 04:00

Pero el 25 de mayo del 2016 se firmó un decreto autorizando, de manera excepcional, el desarrollo, construcción y mantenimiento de instalaciones, la operación del servicio público del puerto de aguas profundas de Posorja; el dragado, construcción, mantenimiento y operación de un canal de navegación de acceso hasta Posorja,  así como de la carretera que une Playas y Posorja, vía Morro en la provincia del Guayas, postergando así ese gran sueño manabita.

Toda acción que compete al desarrollo en gobiernos democráticos está ligada a la “decisión política” del gobernante de turno. Parafraseando al dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brecht, diremos que el costo de la vida, la prostituta, el menor abandonado, el precio del arroz, el precio de la carne, del pan, del vestido, del zapato, de la atención en salud, el precio de la luz, la generación de polos de desarrollo, en conclusión, el destino de los pueblos democráticos obedece a “decisiones políticas”. 
He ahí la importancia de a quien elegimos para dirigir los destinos de una nación. 
Hace aproximadamente veinte años se viene hablando de la necesidad de tener un presidente manabita como lo fue Eloy Alfaro Delgado. Pero en este último año esta propuesta ha tomado gran vigencia, con mayor fuerza después del recordado 16 de abril (16A), en la misma se ha nombrado a varios manabitas que podrían representar a la provincia en la nueva lid electoral de febrero de 2017, a quienes voy a omitir en este artículo, ya que desde mi perspectiva de especialista en consultoría política, lo primero en lo que tiene que ponerse de acuerdo Manabí es en votar por un manabita a la presidencia de la República del Ecuador.
Existen prestantes ciudadanos que han aceptado el reto, aunque por la mala costumbre buscarles un pero siempre será fácil; en eso debemos cambiar.
En este contexto es importante el pronunciamiento de todos, principalmente de los alcaldes manabitas y del prefecto provincial, Ing. Mariano Zambrano Segovia. ¿Estarían dispuestos a apoyar esta tesis y despojarse de sus camisetas políticas para vestirse con la de Manabí y apuntalar la propuesta de un candidato manabita que recoja el sentimiento de las 24 provincias, y de manera particular de las secularmente olvidadas del ecuador y de los habitantes de los barrios marginados de las grandes urbes del país, sabiendo de antemano que el tricentralismo se opondrá con todos sus tentáculos para frenarla? 
Los alcaldes de los 22 cantones y el prefecto de Manabí tienen la palabra.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: