Actualizado hace: 5 minutos
Terremoto
Reclamos porque seguros no cubren monto de daños tras el 16A

Sus casas tuvieron daños y, tras inspecciones y trámites, las aseguradoras aún no les entregan el valor para repararlas.

Viernes 08 Julio 2016 | 08:00

Son afiliados que compraron o construyeron sus casas con un crédito hipotecario del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS) o de entidades financieras y esperan que las aseguradoras cubran el monto de los daños o de la vivienda siniestrada en el terremoto del 16 de abril. 

CIFRAS. El titular de la Cámara de Compañías y Seguros del Ecuador dijo en el noticiero de Teleamazonas, hace una semana, que de 22.072 reclamaciones, 5.207 habían sido liquidadas por un monto de 80´688.809,33 dólares. Esto significa que hay cerca de 17 mil afectados que a casi tres meses del terremoto siguen esperando una solución.

CASOS. Leonardo Marín es uno de ellos. Su casa resultó con graves daños y aún espera que Seguros Sucre termine el trámite. Manifestó que la inspección de su vivienda se hizo hace un mes, pero hasta el momento no le han llegado los recursos para arreglarla, aunque en el momento de la inspección le dijeron que el dinero del seguro sería depositado en 20 días.

Otro afiliado, Mauro Mera, de Manta, espera una tercera evaluación. En la primera le dijeron que no había daños, en la segunda que los daños costaban 3.400 dólares, de los que había que descontar la prima (unos mil dólares). Sin embargo, la evaluación técnica con un profesional privado establece daños por al menos 10 mil dólares. Por eso pidió una reinspección y pide a Seguros Sucre una respuesta. 
PERJUICIO. Roosevelt Cedeño patrocina varios casos de clientes del BIESS que no están conformes con el valor que Seguros Sucre quiere pagarles. “Nunca les dijeron que no era la casa la que estaba asegurada sino el crédito”, dijo. Puso de ejemplo a una cliente que “compró su vivienda en 120 mil dólares, prestó $ 51 mil al BIESS, el seguro le establece pérdida total, pero el perito le dice que lo recuperable son 39 mil dólares, que es lo que aún debe. Entonces, esa persona se queda sin su casa porque lo que estaba asegurado es el crédito. Seguro Sucre le paga al BIESS (Estado) y ella se queda con una deuda de 10 mil dólares y sin casa”.
Cedeño señaló en “el enfoque de la política social está distorsionada y debe ser analizada tanto por el BIESS como por la aseguradora, porque lo que siempre debió estar asegurado es la vivienda y en función de ello debe hacerse la reposición, sea en dinero o en una casa de iguales características”.
JUSTIFICATIVO. Ramiro Salazar, quiteño, especialista en negociación y solución de conflictos, tiene clientes en Manabí con cobertura de compañías de seguros. “El principal problema es que las compañías de seguros están solicitando el justificativo de las afectaciones sufridas de una manera que sea convincente al juicio y el criterio de las aseguradoras, lo cual trae complicaciones porque no siempre el asegurado está en la capacidad de poder presentar esa reclamación a satisfacción de la aseguradora”, señaló. Recomienda  hacer un análisis jurídico de la póliza para no presentar reclamación sobre algo que no está cubierto; hacer un levantamiento técnico e información de la afectación; y, que la reclamación valorada sea negociada adecuadamente.
El Diario buscó la versión del gerente de Seguros Sucre, pero se informó que no está autorizado para dar declaraciones.
Además se pidió correo electrónico o números telefónicos de la matriz, pero esto tampoco fue proporcionado. En el BIESS también se indicó que no están autorizados para dar declaraciones a la prensa y se derivó a un correo al que se hizo llegar las preguntas, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala