Actualizado hace: 6 horas 42 minutos
Salud
Se hace necesario centro de acogida

“Rambo” fue una de las personas con afectaciones mentales que por muchos años deambuló por las calles sin rumbo.

Sábado 23 Enero 2016 | 04:00

La presencia de este hombre portovejense no pasaba desapercibida por los sectores donde transitaba, hasta que un día personal de Gestión de Discapacidades de la Coordinación Zonal de Salud 4 metió mano en el problema.

Ahora de “Rambo” sólo quedan los recuerdos y sirve como ejemplo para demostrar que el tratamiento y la responsabilidad compartida surten efecto. 
“Ahora él forma parte de un grupo de personas que reciben asistencia médica constantemente”, dijo Hugo Mendoza, de Gestión de Discapacidades.
El funcionario dijo que ellos quisieran hacer más por ayudar, pero la falta de un centro de asistencia frena la gestión, y puso como ejemplo un centro de acogida para personas con discapacidad y adicciones que se tenía previsto que funcionara en la ciudadela Municipal de Portoviejo, pero que está en duda ante el reclamo de algunos vecinos.
El constructor, según Mendoza, ya recibió el anticipo, aunque la obra está detenida.
“Hay pocas personas que no entienden que esto es una enfermedad y que el centro hará feliz a muchas personas”, sostuvo.
 
> Asistencia. Hugo Mendoza aseguró que Santos M., quien habita en Calceta y que permanece encadenado en la casa de sus familiares, es una de las personas que recibe ayuda por parte del Ministerio de Salud. “El año pasado hicimos la visita. Tenemos el informe de psicología listo”, dijo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala