Actualizado hace: 19 minutos
Norge Chóez Pincay
Economía decadente

La economía del Ecuador se encuentra en su peor momento, el desempleo crece aceleradamente en nuestra sociedad, pero a la espalda de este sufrimiento económico y social de los ecuatorianos, el oficialismo cierra sus ojos sin apoyar a nuestra gente y celebrará su nefasto gobierno.

Martes 19 Enero 2016 | 04:00

Para encontrar trabajo hay que recorrer muchas empresas día tras día y no consiguen nada de empleo, se forman grandes filas de compatriotas con la única esperanza de trabajar, pero todo es negativo.

Hay que construir nuevos horizontes que conlleven a fomentar el empleo, fortalecer la salud, la educación, la agricultura en todos sus ámbitos, para todos y en todas partes, reabrir las escuelas, colegios y extensiones universitarias que fueron cerradas por este gobierno, hay que hacer llegar la tecnología en todos estos centros educativos, brindando mejor y mayor oportunidad para los jóvenes de la patria que puedan educarse en su mismo entorno. Solo así se construirá un país próspero y rico, como rico son sus recursos naturales.
Manabí no es la excepción. Sus condiciones de oportunidades de trabajo son muy pocas, los jóvenes no pueden entender el por qué se cierran sus aspiraciones. Los campos están quedando desiertos de habitantes, no hay apoyo al agro manabita; escasos caminos viales y los productos que se cosechan no llegan a los grandes centros de expendio. No se puede sacar los productos y se pierden en su misma comunidad; o en otros casos no se les da el valor económico que demanda el esfuerzo por cosecharlos. Peor, no existe el apoyo para darle el valor agregado a los productos y llevarlos técnicamente a la mesa del consumidor ecuatoriano y extranjero.
Se debe brindar el apoyo incondicional, técnico, económico y de incentivos; solo así lograremos salir avante de este descalabro económico en que nos encontramos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: