Actualizado hace: 5 horas 42 minutos
Chone
El “patriarca” de vulcanizadores

Con 75 años de edad, Abelardo Lasluisa no escatima esfuerzos a la hora de cambiar una llanta, un tubo o de dar un refuerzo al aro.

Lunes 18 Enero 2016 | 04:00

Para este maestro no hay feriados, primero de enero ni ningún día festivo. Asegura haber aprendido el valor del trabajo y la responsabilidad de sus padres que lo educaron. 

Él nació en la ciudad de Latacunga y cuando tenía diez años de edad emigró con parte de su familia a Quevedo.
Comentó que aproximadamente cuando tenía 25 años de edad llegó a Chone y comenzó a ejercer la profesión de vulcanizador, la misma que había realizado en Quevedo. 
“Cuando llegué habían dos vulcanizadores aparte de mí, no había muchos carros, pero sí personas que me trataron bien y decidí quedarme”, explicó. 
El “paisano”, como le dicen sus amistades, comentó entre risas que ha sido una especie de picaflor, y que en Quevedo posiblemente dejó alguna que otra cría, y en la tierra de los Naranjos en Flor tuvo once hijos a los cuales ha educado con su trabajo, unos son profesores, ingenieros, y otros han seguido su oficio.
Pérdidas. Lasluisa mencionó que ahora esta actividad ha decaído un poco, ya que hay mucha competencia y lugares donde las máquinas tecnológicas han suplido en parte este arte ancestral que hasta ahora perdura y se niega a morir. 
“No es fácil. Este trabajo para hacerlo bien a uno tiene que gustarle, y tener paciencia a la hora de encontrar una polilla, hueco, y verificar que en la llanta no haya quedado alguna punta o clavo metido, y así no vuelva a dañarse el tubo que se ha parchado. Para mí este no es cualquier trabajo, es mucho más, lo considero un arte”, explicó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala