Actualizado hace: 1 hora 22 minutos
MANTA.
Adolescente muere luego de agonizar 33 días

Erick Párraga luchó 33 días por sobrevivir, tras caer de una iglesia, en Manta, y murió en un hospital de Guayaquil, informaron sus familiares.

Sábado 16 Enero 2016 | 04:00

El adolescente de 16 años falleció el jueves en la noche a consecuencia de fracturas en la cabeza, informó su hermana, Brigitte Párraga.

El menor habría caído de una altura de ocho metros, se indicó.

“Erick sufrió el accidente el sábado 12 de diciembre, cuando estaba junto a nuestro padre reparando el techo de la iglesia en la parroquia Eloy Alfaro”, agregó la hermana.

A raíz de la caída, el adolescente fue internado en el hospital del IESS y luego transferido al hospital Enrique Sotomayor de Guayaquil, donde pretendían realizarle una cirugía porque tenía afectada la base del cráneo, pero la operación no se concretó porque el riesgo era alto, indicó la fuente.

Fotografía. Erick murió a las 21h30, informaron los familiares.

Tras confirmar aquella noticia, los parientes colocaron una fotografía del rostro del adolescente acompañada por tres velas en la sala de la casa.

Erick Párraga estudiaba en el colegio Teresa de Calcuta, en el barrio San Pedro, y cursaba el segundo año de Bachillerato en Electricidad.

Estaba previsto que el cadáver llegara esta madrugada a Manta, porque debían practicarle la autopsia y gestionar algunos trámites en la clínica.

El cuerpo será velado en la casa de sus padres, ubicada frente a las canchas municipales del barrio Nueva Esperanza, en la parroquia Eloy Alfaro, señalaron los familiares.

El viernes 4 de diciembre la víctima escribió el último mensaje en su cuenta de Facebook: “La gente que se cree más que otros debería pasear por el cementerio, para que vean que nadie es indispensable. Allí terminamos todos”.

Uno de los sueños de Erick Párraga era realizar la confirmación, un sacramento que esperaba recibir este domingo en la misma iglesia de donde se cayó.

El año pasado fallecieron tres personas tras sufrir caídas en Manta y  Montecristi. Primero fue un oficial de bus, luego un albañil y después murió un chef que cayó de una terraza.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala