Actualizado hace: 16 minutos
En la provincia tsáchila existe vestigios de culturas que se asentaron más de mil años
La Tolita en Santo Domingo

Aborígenes de la Cultura Tolita, que se difundió por la región costera de Ecuador en la era precolombina, también se asentaron en el centro del país.

Sábado 16 Enero 2016 | 04:00

 Milton Jurado, economista y quien es un investigador de la historia y antropología por vocación, afirma que en Santo Domingo de los Tsáchilas se han encontrado evidencias de que hubo asentamiento de la Tolita.

“Fue hace diez años cuando construían una casa en la vía a Quevedo, pero quienes hallaron esas piezas arqueológicas las conservan. Al parecer Santo Domingo desde siempre ha sido un lugar de paso”, indicó.
El también docente de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) asegura que según sus investigaciones hay vestigios arqueológicos encontrados en Valle Hermoso, parroquia rural de la provincia tsáchila,  que de alguna forma hacen pensar que hubo un asentamiento antiguo en la región.
Estas últimas evidencias de las que habla Jurado son partes de cerámica tosca, “a los pueblos se les medía su cultura por su cerámica, estos eran nómadas”, dijo.
Añadió que estas piezas datan de entre 1.000 y 1.500 años de antigüedad.
“En Santo Domingo no han hecho estudios, es hora de reconstruir nuestro pasado. Lamentablemente la humedad no permite conservar las figuras de barro”, añadió el docente. 
 
> PEQUEÑO MUSEO. Jurado trabajó 20 años en el Banco Central del Ecuador en Quito y conoció de muy cerca el museo. De allí su pasión por la historia aborigen.
Él es el promotor del Rincón Histórico que tiene la UTE campus Santo Domingo. Este pequeño museo arqueológico, el único en la provincia, cuenta con 400 objetos de diversas culturas del Ecuador.
Entre ellas: la Tolita, Chorrera, Valdivia, Jama Coaque, Negativa del Carchi, Quevedo, Manteña, Huancavilca.
“Son culturas diversas y con influencias asiáticas y centroamericana que tienen entre dos mil y cinco mil años de antigüedad”, explicó el profesional.
Allí existen piezas de vasijas, figuras de barro, fósiles, conchas petrificadas, hachas de piedras.  La mayoría de estos objetos son donados por estudiantes de la universidad, de personas allegadas a Jurado y quienes han querido aportar con el proyecto.
Enfatizó que una de las reliquias más importantes que conservan es la concha Spondylus. 
Recalcó que hay piezas de aleación de oro, es decir una mezcla de cobre y oro u oro laminado de la Tolita, proveniente del norte de Esmeraldas.
“Todo esto es un valor inigualable, porque esto es cultura, la cultura es el progreso de los pueblos”, expresó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala