Actualizado hace: 18 minutos
Marcelo Toala Rivas
Nueva generación de servidores públicos

Jueves 14 Enero 2016 | 04:00

La Constitución de la República del Ecuador rompió con algunas lógicas del pasado con respecto a la institucionalidad. Es el caso de la figura del servidor público, que supera a la antigua concepción del “funcionario público” al considerar al empleado ya no como un burócrata sino como un servidor que garantice los derechos del ser humano como eje de su acción, donde se formule, evalúe y controle la política pública y la prestación de servicio con la participación ciudadana y los actores sociales. Esta concepción se articula con la política del alcalde de Portoviejo, Ing. Agustín Casanova, de “planificar de afuera hacia dentro”; es decir, considerando la demanda social.

Para construir institucionalidad sustentable y sostenible en el tiempo y en el espacio, se debe contar como piedra angular con un servidor público seriamente comprometido, altamente capacitado en planificación y gestión estratégica, con visión de desarrollo y alto sentido social. 
El alcalde ha tenido la perspicacia de armarse con un buen equipo de trabajo, jóvenes de una nueva generación de servidores públicos, con iniciativa, conscientes de que ya no hay tiempo que perder.  Parafraseando al presidente, Ec. Rafael Delgado, debemos hacer las cosas excelentemente bien y excelentemente rápido, ya que en Portoviejo, desde el retorno a democracia en el Ecuador, no ha  habido institucionalidad municipal. Por aquello me atrevo a desglosar a los servidores públicos del municipio de Portoviejo en dos grandes grupos: 
Unos que están comprometidos con sus funciones, que están en estado tibio en la gestión, cumplen con lo necesario y esperan impaciente el sueldo.
El otro tipo de servidor público formado por los que están comprometidos con el proyecto técnico – político – institucional denominado “Nace de ti”. Son aquellos cuya motivación es sólida en la perspectiva que son operadores del cambio del cantón desde la institución; están inteligenciados del modelo de gestión propuesto que deben consolidarlo. Hacen el esfuerzo extra de brindarle unas horas más a la institución, escuchan al ciudadano de a pie, conversan con el taxista, con la señora de la tienda y con el vecino para poder analizar la perspectiva individual y medir la percepción social, a fin de pescar algún error de acción u omisión y poder proponer soluciones.
Estos servidores se acuestan a dormir pensando en cómo mejorar la gestión, el trabajo en equipo, en afinar la estrategia, valoran al ciudadano porque es a él a quien se deben, a veces pasan como héroes  anónimos. Es solo una modesta opinión que expreso desde este espacio democrático, porque será la historia la encargada de condenarlos o premiarlos al incluirlos en sus gloriosas páginas. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: