Actualizado hace: 3 horas 14 minutos
Al menos 20 emergencias se han registrado a causa de las lluvias.
Días de emergencias

El Año Nuevo trajo consigo lluvias y el recrudecimiento del fenómeno El Niño. En lo que va del 2016 se han registrado al menos 20 emergencias debido a las constantes precipitaciones.

Jueves 14 Enero 2016 | 04:00

Durante la primera semana de enero en la provincia se presentaron eventos adversos en seis sectores.  

El 1 de enero, 1.000 metros cúbicos de tierra y escombros cayeron sobre la vía que conduce al recinto El Recreo, perteneciente a la parroquia Valle Hermoso.
Alluriquín y Santa María del Toachi registraron emergencias debido a la fuerte lluvia de la noche del lunes 4 y madrugada del 5 de enero. 
Mientras que en San Jacinto del Búa un puente metálico ubicado sobre el río Búa, en el recinto San Andrés, colapsó por la correntada del afluente.
También en el kilómetro 13 en la vía a Colorados del Búa se registró el desplome de una alcantarilla, mientras que en Las Delicias el colapso del alcantarillado dejó varias viviendas del sector inundadas. 
Esta semana las fuertes precipitaciones que se registraron en Alluriquín, provocaron dos derrumbes en el tramo Puerto Nuevo-Mar de la Tranquilidad,
La viceprefecta Andrea Maldonado informó que la totalidad de la maquinaria de la Jefatura de Vialidad ya solucionó el tema.
El fuerte aguacero provocó que creciera el caudal del río Damas, que atraviesa Alluriquín, pero afortunadamente no hubo desbordamientos.
Además, tres alcantarillas se dañaron en la zona alta de Alluriquín, entrada al sector de La Bolívar (km 85 vía Alóag-Santo Domingo).
También, árboles y lodo cayeron sobre una parte de la misma carretera, a la altura del kilómetro 92, sector del Fuerte Militar Zapador, al igual que en el asentamiento El Lelia, lo que durante un corto tiempo obstaculizó un carril. Maquinaria de Hidalgo & Hidalgo, concesionaria de la vía, logró desalojar esos escombros.
El lunes en la vía Caídas de Atahualpa-Alluriquín, se produjo un deslave de mediana magnitud al mismo tiempo otro derrumbe tuvo lugar en la vía Unión del Toachi-Palo Quemado. 
Este mismo día la vía Buenos Aires-Las Latas, del recinto El Dorado, también se vio afectada por un deslizamiento de mediana magnitud.
El prefecto informó que más de 2 millones de dólares se están invirtiendo en las emergencias. Por otro lado, ayer se produjo un derrumbe en el kilómetro 5 de la vía Alluriquín-Chimborazo. 
 
Urbana. En la ciudad, los habitantes del asentamiento Eloy Alfaro, de la cooperativa 2 de Mayo, viven en la incertidumbre.
Allí tres viviendas corren el riesgo de desplomarse. En el sector viven 80 familias que ayer expusieron su descontento por las demoras en los trámites de reubicación por parte del Municipio. 
“Estamos en zona de riesgo, llegamos aquí porque no teníamos a dónde ir”, dijo Flor María Ramírez, una de las fundadoras de la invasión.
El Municipio ha hecho un censo que determinó que 5.000 familias habitan en zonas de riesgo. El Cabildo incluyó 2,5 millones para obras de emergencia.
Quienes habitan en el asentamiento afirman que cada que llueve tienen que rezar. 
Según pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), durante este mes en Santo Domingo de los Tsáchilas se esperaba que llueva 427,7 milímetros y hasta ayer había llovido 2.319 milímetros. “Ya pasó el promedio esperado”, indicó Homero Jácome, coordinador de precisión meteorológica de la entidad.  El sábado 9 de enero fue el día en que más llovió.
El experto informó que las precipitaciones continuarán con intensidad moderada a fuertes en la provincia.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala