Actualizado hace: 25 minutos
Nueva Zelanda
Padres medican a su hija discapacitada para que no crezca

Charley Hooper nació en Nueva Zelanda en el 2005 y no respiraba. Tardaron una hora en resucitarla y, cuando lo lograron, su cerebro estaba tan dañado que ahora la niña de 10 años tiene la función cerebral de un bebé. Es ciega, tiene epilepsia severa y jamás caminará.

Domingo 10 Enero 2016 | 04:00

Cuando tenía 2 años sus padres, Mark y Jenn, descubrieron un tratamiento llamado “atenuación del crecimiento” que les permitiría mantenerla en el hogar: un proceso hormonal para que siga siendo pequeña por siempre. La historia de la niña se ha colado en los medios de comunicación, causando gran polémica por la decisión de sus padres. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala