Actualizado hace: 31 minutos
Leydis Elisa Bravo Vega
A un año de la partida de fernando

Fernando Flores de Valgas, personaje íntegro de gran valía, su trayectoria y producción artística fue esencial en el desarrollo cultural tanto de su pueblo natal y de otras latitudes.

Jueves 07 Enero 2016 | 04:00

De pensamiento profundo, fue un estudioso contumaz de la historia y orígenes de su Chone querido. Como docente fue un cultivador de mentes en el conocimiento no solo de las artes, sino de cultura general.  
Se lanzó al rescate de historias casi olvidadas, como la fantástica hazaña de Los Raidistas, que en el 2010 cumplió 70 años, y en su homenaje organizó toda una celebración dirigida a realzar los valores de los cinco jóvenes que en 1939 a bordo de un Chevrolet se aventuraron a cruzar montañas y ríos para demostrar que sí era posible la carretera Chone – Santo Domingo - Quito.    
Reivindicador de hechos históricos que su talento convirtió en himnos, como el canto al General Eloy Alfaro, a los 100 años de su atroz crimen; a los liberales radicales que batallaron en Los Amarillos, a la Proclama liberal que Chone lanzó el 5 de mayo de de 1895.  
Narrador de interesantes leyendas salidas de las mazorcas del fino cacao de Chone; así como historias del memorable tren por cuyos ramales que llegaban a Tosagua – Bahía y Calceta, viajaron sus padres y abuelos, y con ellos toda una generación.  
En su casa, convertida en un centro cultural, “La Casa de Fernando”, las reuniones culturales y políticas eran permanentes; ahí se reivindicaba la grandeza de hombres como Oswaldo Castro Intriago, Carlos Alberto Aray, Gonzalo Abad Grijalva, Manuel de Jesús Álvarez, y tantos otros personajes que como él ha parido esta tierra. Ahí mismo, hace pocos años, se analizaba y discutía la puesta en marcha del Propósito Múltiple Chone.  
Crítico con los gobiernos locales por su falta de visión e interés en temas culturales. Profunda tristeza le causó sentirse obligado a silenciar el Coro de la Ciudad, que por 12 años consecutivos  mantuvo en escena por su propia gestión.         
Es más que merecido el homenaje que este 30 de diciembre se le rindió en la plaza Sucre, donde se instalará la primera Estrella del “Paseo de la Fama” como una distinción a su legado artístico - cultual. Se esperaría que este homenaje se institucionalice con el apoyo del gobierno local, de sus compañeros poetas y músicos, de sus viejos amigos, de los jóvenes que formó y los que quisieran sumarse. 
Un festival, como era su anhelo, que rinda tributo a la alegría, a las artes, a la memoria literaria, a la producción artística, con el acompañamiento de su canto y de todas las voces. Sería la mejor ofrenda a sus sabias enseñanzas. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: