Actualizado hace: 1 hora 12 minutos
EPMAPAP
A guardar el agua para corte de 5 días

A Tomasa Lucas los 3 tanques que tiene no le serán suficientes para mantener reservas durante el anunciado corte de agua de cinco días.

Miércoles 06 Enero 2016 | 04:00

En El Pedregal de Picoazá, donde vive con su esposo y tres de sus hijos, no tienen red y paga un dólar por tanque  de agua “cuando hay dinero”. Señaló que “haciendo milagros” logra que le dure al menos una semana.

Ayer lavó ropa, cuidando no desperdiciarla y no sabe qué hará durante la suspensión del servicio para atender a sus dos hijos que tienen discapacidad y a su esposo enfermo. “Si por lo menos nos mandaran antes tanqueros para guardar un poco de agua”, dijo.
Quienes no tienen aljibes buscarán guardar agua “hasta en las cacerolas” y otros como María Pin, de Picoazá, que tiene cisterna, irán lavando la ropa poco a poco para que el consumo sea menor, indicó.
SUSPENSIÓN. La Empresa Pública de Agua (EPA) confirmó que durante los días 14, 15 y 16 de enero se hará el mantenimiento del tapón de desagüe de la presa Poza Honda, por lo cual no podrán evacuar agua hacia el canal de riego, que abastece a la planta Cuatro Esquinas de Portoviejo, y hacia el río Portoviejo de donde toma el líquido la estación de Cazalagarto que sirve a Manta, Montecristi y Jipijapa.
Si bien los trabajos están programados para tres días “pueden ser menos”, según el coordinador provincial de la EPA, Roberto Dávila. Que los canales vuelvan a tener agua y retomar la producción y el bombeo a los tanques de reserva para distribuir el agua potable puede requerir unas 48 horas más, afirmó el director de Operación y Mantenimiento de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Portoviejo, Frank Mendoza.
CONTINGENCIA.  Mendoza dijo que se preparan para enfrentar estos días,  ya que en Cuatro Esquinas solo quedará reserva para emergencias.
Una de las posibilidades que se estudia es trasvasar agua de la presa Salazar Barragán de Santa Ana al canal de riego para mantener la producción al menos en un 50 por ciento de su capacidad. También, mantener al tope los cinco tanques, con capacidad para 26.000 metros cúbicos, mediante un bombeo constante, y distribuir con tanqueros a sitios más alejados como Picoazá, San Alejo, Modelo y otros de la zona norte, así como a la parroquia Crucita. El centro de la ciudad será el menos afectado porque después del corte todavía se distribuirá agua potable unas ocho horas más.
El caso del balneario portovejense, que se sirve de El Ceibal, es especial pues solo recibe agua en fin de semana y “justo cuando le toca se suspenderá el servicio”, señaló.
Estas opciones serán analizadas en la reunión que la EPA mantenga hoy a las 10h00 en la Gobernación con los alcaldes de los cuatro cantones afectados, para revisar los planes de contingencia.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala