Actualizado hace: 6 minutos
Melvyn O. Herrera C.
Tenis y golf…

Los deportes del título no son populares ni masivos como el fútbol, pero, respetando otros criterios, considero que a la mancomunidad de hecho que es Montecristi, Manta y Jaramijó, le han traído grandes beneficios; me explico:

Lunes 04 Enero 2016 | 04:00

 En 1985, el 30 de mayo, 25 aficionados fundamos el “Umiña Tenis Club”, mismo que cual neonato casi fallece luego, hasta que 6 “dementes” por medio de Inmanta S. A. le dimos el aire que necesitaba construyendo sus instalaciones en el ese entonces remoto lugar, Barbasquillo. Aparte de las satisfacciones deportivas y de las jóvenes primeras raquetas que surgieron, la existencia y actividad social-deportiva del club se convirtieron en un detonante inmobiliario para la ciudad, y poco a poco ciudadelas y edificios se construyeron en esa área, que sin lugar a dudas y por varios motivos, es la tierra más cara de Manabí; ¿o me equivoco?; entonces, creo que la ciudad de Manta le debe al “Umiña Tenis Club” el impresionante desarrollo inmobiliario que surgió periférico a él, en y desde Barbasquillo.

Recientemente hace unos 4 años, un visionario y experimentado empresario, contra todo pronóstico técnico-inmobiliario, obedeciendo solo a su intuición surgida del amor y confianza que él le profesa a esta tierra por todo lo que ella le ha dado, donde nadie se imaginaría, decidió construir la primera cancha de golf de la provincia, recordando que éste  deporte -aquí casi desconocido- es mucho menos popular que el tenis y requiere de diseños y césped especiales junto a otros costosos detalles; sin embargo, creativamente rodeó a esa cancha de un novedoso y moderno desarrollo inmobiliario con su correspondientes soterrados servicios básicos, calles de primera calidad, iluminación pública alimentada por paneles solares, casa club con piscina, restaurante, condominios, un hotel y spa, y otros  requerimientos de una obra como ésta; no quedándose solo ahí, sino que en las más de mil hectáreas de esta realización, existe un plan maestro propio de una moderna y completa mini-ciudad que en nada envidiará a las mejores que se han construido en y fuera de esta patria. Me refiero al “Montecristi Golf Club & Villas”, el que aparte de su éxito constructivo, en Quito ya obtuvo un campeonato en el primer torneo deportivo en que participó. ¡Increíble! 
Entonces, estos dos nada populares deportes, tenis y golf, a esta mencionada mancomunidad de hecho, innegable e indeteniblemente le han traído y siguen trayendo progreso y bienestar por medio de las inversiones y trabajo generado para todos; además de tributos para los GAD y también el Estado. Si no estoy en lo cierto, por favor ¡corríjanme!   
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: