Actualizado hace: 50 minutos
Sociedad
En calles y centros de diversión es más fácil comprar droga

Desesperado frente a la adicción de seis de sus hijos, Renzo se ahorcó en su casa. Uno de sus quince vástagos encontró su cuerpo.

Viernes 01 Enero 2016 | 04:00

Eran una familia pobre pero unida, cuenta Geoconda, esposa de Renzo.

Vendían objetos usados y caramelos en las calles y buses.
Un día, cuando Geoconda lavaba la ropa, encontró una fundita que flotaba entre las prendas. Preguntó de quién era y los hijos se acusaron unos a otros. Entonces, ella empezó a sospechar que la droga amenazaba a la familia.
Luego llegaron los conflictos. Renzo le reclamaba porque lo poco que ganaban desaparecía. Hasta que él recurrió a la muerte como salida a su desesperación.
Mal que crece. Las drogas se han convertido en un problema en aumento.
Las calles y los sitios de diversión son los espacios en los que hay mayor facilidad para conseguir sustancias prohibidas en Ecuador, según el Cuarto Estudio Nacional sobre Uso de Drogas, realizado en el año 2013 entre personas de entre 12 y 65 años.
La encuesta, hecha en 53 ciudades, revela que más del 30 % de las personas que consumió algún tipo de drogas afirmó haberlas conseguido en la calle o con algún microtraficante. Otro 17 % dijo que las compró en lugares de diversión como karaokes, bares o discotecas.
Los resultados de otra encuesta desarrollada entre estudiantes universitarios  en el 2015 por el Observatorio de Drogas del Consep señalan que la droga más fácil de conseguir es la marihuana, seguida por la cocaína y los inhalantes.
Según los resultados de esta investigación, el consumo de drogas ilícitas representó un gasto promedio de 23,58 dólares por cada persona que reconoció haberlas usado.
La percepción de los universitarios consultados es que el consumo de drogas provoca problemas sociales y familiares. El 88,48 por ciento dijo que así era.
La encuesta del 2013 reveló que el consumo de drogas tiene relación directa con el aumento de la violencia intrafamiliar.
MICROTRÁFICO. La Policía anunció en el 2015 una lucha frontal contra el microtráfico de drogas.
Según la encuesta hecha a los universitarios, el 78 por ciento considera que el microtráfico aumentó en los últimos siete años.
La Ley Orgánica de Prevención Integral del Uso de Drogas amplió la pena para los microtraficantes en mínima escala, de uno a tres años, mientras que la sanción para los de mediana escala es de tres a cinco años de prisión.
Además, el Consep modificó la tabla de consumo de sustancias ilícitas.
Por su parte, la Policía ha incrementado también los operativos y creó una división de lucha contra este fenómeno. Buena parte del trabajo se centra en las cercanías de los planteles educativos.
Entre enero y noviembre del año pasado se aprehendió a 4.143 personas por casos vinculados por drogas a escala nacional, de las cuales 1.974 quedaron bajo detención, según datos del Consep.
En Manabí, los detenidos fueron 239 hombres y 28 mujeres, y de ellos 140 personas quedaron detenidas, señala el informe publicado en la página web del organismo.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala