Actualizado hace: 9 horas 57 minutos
Salud
La piel delata el castigo de los rayos solares

Una protuberancia en cualquier lugar del cuerpo puede ser la manifestación del cuerpo para denunciar alguna anomalía.

Viernes 01 Enero 2016 | 13:44

Los granitos o lunares suelen presentarse en las partes que más se exponen al sol, como rostro, orejas, labios, brazos y piernas.

Susana Álava, dermatóloga del Hospital Oncológico Dr. Julio Villacreses Colmont, aseguró que la enfermedad crece en la medida del desinterés de las personas, quienes no ponen cuidado al exponerse a los rayos solares.
Alerta. 954 nuevos casos de cáncer ha detectado Solca Núcleo de Portoviejo para Manabí y Esmeraldas de enero a octubre del año pasado.
Estas son cifras que maneja la entidad de lucha contra el cáncer como resultados de sus campañas de prevención y atención especializada desde el Hospital Oncológico Dr. Julio Villacreses Colmont y de los centros oncológicos en Manta, Chone, Jipijapa y Esmeraldas. 
El cáncer de piel, cérvix, mamas, estómago y próstata son los de mayor incidencia en nuestra población. 
En el 2014 Solca Manabí detectó 1.200 casos de cáncer, expresó Byron Landívar, jefe de prevención del hospital de Solca Portoviejo. 
Pero al margen de cualquier recomendación, lo mejor, según el especialista, es no exponerse al sol, especialmente de 10h00 a 16h00, ya que cada vez las radiaciones penetran más y a cualquier hora del día. 
“Hay que usar un buen bloqueador solar dependiendo de la clase de piel, y mejor aún si lo recomienda un especialista”, agregó Álava.
Atención. La mejor recomendación que dan los especialistas es cuidarse desde temprana edad porque es en la madurez cuando el cuerpo manifiesta alguna enfermedad. “La reacción del cuerpo no es inmediata y lo demuestran los albañiles, agricultores, marineros, personas quienes desde muy jóvenes o infantes se vieron obligados a trabajar con sol”, citó.  
Pero a decir de la dermatóloga, los oficinistas tampoco están exentos del mal, “ya que el cuerpo tarde o temprano aflora la enfermedad”. 
Evidencia. Para Byron Landívar las personas siempre deben estar atentas a las manifestaciones de su organismo, considerando que el cáncer puede manifestarse con cualquier síntoma.
Las señales de alarma van a depender del órgano al que afectan y de su extensión y tamaño, ya que si es un tumor grande o pequeño, o si estamos ante una metástasis, en cuyo caso los síntomas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.
Variantes. Pero a nivel del mundo hay señales de alarma para considerar, expresó Ángel Ganchozo, director médico de Solca, entre ellas: pérdida de peso inexplicable, fiebre, cansancio, dolor, cambios en la piel (además de las alteraciones en la forma, tamaño y aspecto de los lunares propios del cáncer de piel, otros tipos de neoplasia pueden provocar otros cambios en la piel como: ictericia, enrojecimiento, picor, crecimiento del pelo).
También hay que estar atentos con el estreñimiento o diarrea, heridas que no cicatrizan, manchas blancas en la boca, sangrado inusual, aparición de bultos, dificultad para tragar, tos persistente (puede ser un signo de cáncer de pulmón o vías aerodigestivas superiores).
El cambio de voz puede ser un signo de cáncer de laringe (caja sonora) o de cáncer de pulmón.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala