Actualizado hace: 1 hora 50 minutos
Santo Domingo de los Tsáchilas
CRÓNICA DEL DÍA: La reina alegre

"El sábado 15 de junio del 2013 mi mami me dijo: mijita levántese, ya es lo último. Pero, ahí recién comenzaba todo”, cuenta María Teresa Zavala.

Viernes 20 Junio 2014 | 14:25

Ese día ella fue electa reina de Santo Domingo.  

Desde entonces ha transcurrido un año.
“Ha sido un año de servicio, de voluntariado, creo que cuando uno es reina además de recibir los oficios en el Patronato tiene que ir a visitar y hacer seguimiento a las personas más necesitadas”, comenta la joven de 25 años.
Para Mayte, como es conocida, no es necesario llevar una cinta para hacer obra social.
Asegura que luego de entregar la corona seguirá siendo parte de grupos de voluntariado.
“La paz comienza con una sonrisa”. Esta frase de la Madre Teresa de Calcuta es la favorita de Mayte.
A la joven siempre se la encuentra alegre. 
Incluso a su filosofía de trabajo la denominó “Campaña de la alegría”.  
Dice que la sonrisa es su complemento. Todo empezó hace seis años, desde que es parte del club Clown Hospitalario de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE).
“Muchas veces nos sentimos y vivimos sólo con lo que pasa dentro de nosotros, pero si nos ponemos a ver en una escalera, hay gente que está más abajo tratando de superar sus problemas, sus angustias, por eso debemos transmitir esa alegría que tenemos a las demás personas, compartir esa buena vibra”, manifiesta.
“El reinado me dejó la satisfacción de haber cumplido, me dejó muchas sonrisas, el cariño de Santo Domingo y el amor de estar apegada a los sectores más necesitados”, expresa.
Además de su labor social como reina, haber visto nutrias y cocodrilos en el Parque Nacional Yasuní, dice que ha sido su mejor experiencia.
“Han sido muchos momentos de felicidad y de sacrificios. Representar a Santo Domingo a nivel nacional y hasta viajar a Nueva York, fue lo más bonito. También los abrazos y el cariño de muchas personas, que tienen recortes de periódicos, fotos mías y quieren una firma, no lo veo como un autógrafo, es una muestra de cariño”, expresa la soberana.
Mayte recalca que el reinado le dio muchos amigos y pudo trabajar junto con todas las autoridades. “Me entregué al cien por ciento, pero sola no hubiese hecho nada”, agrega.
Mayte tiene claro a lo que se dedicará una vez que entregue el reinado.
“Voy a crecer profesionalmente, después de un año pienso seguir una maestría en finanzas y trabajar en Quito”, sostiene. 
Lo que si descarta es volver a participar en un certamen de belleza.
Aunque cuenta que después de su experiencia como candidata a Miss Ecuador, María del Carmen Aguayo, organizadora de este evento, le pidió que participe en otros concursos representando al país, pero Mayte dijo que no. 
Mañana María Teresa debe entregar la corona. “Uno se acostumbra a ese estilo de vida, a tocar puertas para ayudar, voy a extrañar muchísimo esta bella experiencia”, manifiesta.
El mensaje para la próxima soberana de Santo Domingo es que sea auténtica, que demuestre su verdadera personalidad y que deje todo en manos de Dios.
“Siento muchas cosas, es una mezcla de todas las emociones, pero la tristeza y la nostalgia la he de sentir después de varios años cuando vea pasar otras reinas, y yo diga, yo estuve allí”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala