Actualizado hace: 25 minutos
La clase política
La clase política
Por: Edison Cevallos
[email protected]

Domingo 08 Junio 2014 | 04:00

Los últimos resultados en las elecciones de dignidades de los organismos regionales y provinciales, Alcaldías, Prefecturas, Juntas Parroquiales, etc., evidenciaron entre otras cosas que la partidocracia minimizada de manera interesada por sus verdaderos beneficiarios, es una verdadera fortaleza y resurge airosa y oportuna a imponer su disciplina a raja tabla y contra viento y marea.

 
Contrariando verdaderos principios consagrados en nuestra por demás  maleable  e irrespetada constitución, (inicialmente glorificada como “ garantista” ) tales como el derecho a una libertad de principios, de opinión, de conciencia, al vaivén de intereses, revive prácticas criticadas y satanizadas de antaño, y somete a sanciones que afectan la dignidad de muchos miembros de entes de elección popular, como lo es, una publicitada expulsión de tal o cual agrupación política.
Y se actualiza ahora mucho más el tema de la obligada disciplina partidista, con el comportamiento en el Municipio de Quito, del Concejal Ricaurte que terminó en un proceso  de elección de comisiones, alineándose a las huestes de concejales  afines al gobierno, y ya se anuncia el melodrama de someterlo a un proceso de Juzgamiento por esta acción indisciplinaría de la agrupación que lo encumbró inicialmente  como candidato a la Alcaldía de Quito.
Esta postulación a una candidatura a la Alcaldía de la ciudad capital que Rivera declinó en aras de una unión contra los candidatos oficiales;   y  que  terminó unificándose  en torno de la de  Mauricio Rodas, realmente que fue decisoria para el triunfo obtenido, cotizando al llamado en su época “guagua Alcalde” a tal punto que hoy se lo integra a la bancada oficial con la que esta vez ha coincidido, advirtiéndose que la campaña para una eventual reelección Presidencial ya  dio inicio. Con esto, pueden respirar ya más tranquilos, quienes se encontraban eventualmente en el banquillo de los acusados por idénticas circunstancias originadas en procesos eleccionarios, ya la consigna de manera general es la de sumar, y en política no hay enemigo pequeño,  la permanencia en el poder justifica cualquier medio.
Y en materia de campaña electoral, dicen los entendidos  que todo vale, y así las cosas, se vislumbran verdaderos escenarios para resaltar a la militancia partidista que hoy vaga huérfana de poder. Lo que demuestra que la verdera democracia tiene como principal sostén, la estructura política de sus organizaciones.
Y el reciclaje irá en acelerado aumento con las publicitadas intenciones de reformas constitucionales.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: