Actualizado hace: 27 minutos
BOLÍVAR Y LA REVOLUCIóN DE  LA JUSTICIA!!
BOLÍVAR Y LA REVOLUCIóN DE LA JUSTICIA!!
Por: Ignacio Navia

Viernes 06 Junio 2014 | 04:00

Del Bolívar que escribo no es del libertador de cinco naciones, aunque sí ha intentado libertar de la ignorancia a miles de niños en esas interminables batallas diarias enfrentadas como docente de primera enseñanza.

Bolívar es un maestro de esos que ya no se encuentran tan a menudo en estos tiempos de frío materialismo y moderno egoísmo, un casi ochentón que no para de estudiar. 
Pura vocación jubilada obligatoriamente y que dio cuarenta de sus mejores años de vida al magisterio ecuatoriano. 
Amigo lector, como Bolívar hay miles, él no es un personaje ficticio producto de la imaginación, él es un hombre de carne y hueso que aun a pesar de los embates de la vida no se deja vencer por las adversidades. Bolívar pasa muchas necesidades, pero inspira a muchos su contagioso y optimista caminar. 
Como novel abogado de años dorados, intenta abrirse espacio en el competitivo y sobresaturado mundo de las leyes, así contentarse con unos dólares diarios de paga por alguna diligencia efectuada para poder sustentar las necesidades de su hijo discapacitado y su esposa enferma: es una aspiración lejana que no se da en la cotidiana realidad de Bolívar. ¿Dónde está esa nueva justicia de la que nos hablan? reclama Bolívar. 
¿Cómo es que se proclama a voz en cuello que la justicia ya es de todos? Exige le expliquen.
Si para este maestro “jubilado en papeles”, el estado, las cortes y aquel que prometió meterle la mano a la justicia no se la otorgan con la celeridad, eficiencia y oportunidad que profesan tener, aun con sentencia a favor dictada por todas las instancias pertinentes, cómo es que vivimos tiempos de revolución de la justicia? 
En el Ecuador se experimentan cambios graduales en unas áreas y cambios abruptos en otros temas, pero más allá de la evidente modernidad que muestran las nuevas infraestructuras judiciales y los nuevos sistemas y modelos de gestión, aun a prueba en la función Judicial, la nación debe escandalizarse con este caso. 
Es que hoy en día miles de mujeres y hombres que dieron todo por enseñar solidaridad mueren alejados de ella, llenos de preocupaciones, enfermedades, afanes y hambre, repletos de deudas y desesperanza.
Así que, genocidio no es solamente mandar a matar masivamente con armas, matar de hambre y falta de justicia también es un acto genocida. 
Por esto preguntémonos: ¿A quién corresponde hacerle justicia a Bolívar en estos tiempos de revolución de la Justicia?
Dedicado a la causa de miles de maestros jubilados impagos, como mi amigo Bolívar Garcés.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: