Actualizado hace: 55 minutos
Alfredo Saltos Guale
Plátano en peligro

Si la raza tropical 4 del hongo Fusarium causante del incurable Mal de Panamá arrasa sin piedad a las variedades de banano, lo hará también con los sembríos de plátano incluido el Barraganete, predilecto de los consumidores en el mundo y el Dominico, preferido por los costeños como parte de su dieta diaria.

Sábado 31 Mayo 2014 | 04:00

 Las últimas estadísticas del INEC señalan una superficie cultivada de 114.272 hectáreas en todo el territorio nacional, ocupando el primer lugar la provincia de Manabí con 47.869, base  de las exportaciones y fuente de subsistencia de miles de familias. Pues bien, esa inconmensurable riqueza está seriamente amenazada por el incontenible avance de la enfermedad que ha tomando varios países asiáticos y africanos, dejando una secuela de destrucción y hambre.

Es tan grave la situación que se ha acuñado a nivel  internacional  la expresión apocalíptica  “Bananagedon” para significar con ella  el exterminio de las plantaciones de banano, que por extensión bien puede también emplearse la palabra “Platanogedon” sinónimo del final del plátano que surca altivo el agro manabita, ahora materia prima para una naciente industria que promete crecer y copar los más disímiles mercados en todas las regiones del planeta, con gran énfasis en la 
población latina de USA (51 millones) de los grandes centros demográficos  como  New York, New Jersey y varios de Florida, que suman  seis millones,  con un consumo potencial de 77 kilogramos per cápita, superior al ecuatoriano.
Recordemos que a mediados del siglo pasado el mismo patógeno, pero con su raza 1, acabó en menos de cinco años con 160 mil hectáreas de banano Gros Michel, ahora se trata de otra forma que destruye toda línea de plátano y banano sin que exista ninguna posibilidad de tratamiento químico que la detenga, correspondiendo únicamente medidas preventivas que impidan su ingreso al país o  su detección temprana,  las que han sido claramente señaladas por el experto nacional Ignacio Sotomayor Herrera, en su obra editada en 2012  titulada “La Raza Tropical 4 de Mal de Panamá: amenaza potencial para la industria bananera y platanera del Ecuador”, que con pesar debemos consignar no han sido oficialmente adoptadas, mientras otros países, nuestros competidores, ya actúan con toda frontalidad y prestancia. Corresponde a los organismos autónomos  descentralizados,  al Gobierno Provincial, a los alcaldes de los cantones productores que, atendiendo lo que la ley les asigna, asuman el liderazgo de las medidas necesarias para evitar la catástrofe, con el apoyo dinámico de las organizaciones gremiales agrícolas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: