Actualizado hace: 78 días 8 horas 23 minutos
Organismo
SIP PREOCUPADA POR CIERRE DE VANGUARDIA

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció que la Ley de Comunicación aprobada por el Gobierno de Ecuador "comenzó a cobrar sus primeras víctimas", con el anuncio del cierre de la revista Vanguardia.

Lunes 01 Julio 2013 | 00:00

 Para la SIP esa norma, a la que se refiere como la "ley mordaza", es el retroceso "más grave" para la libertad de expresión en los últimos años y recuerda que ha sido criticada por otras organizaciones periodísticas internacionales, así como por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En un comunicado, la SIP explicó que con la nueva ley la revista Vanguardia, "que desde su nacimiento hace más de siete años desarrollaba investigaciones periodísticas sobre temas de actualidad, simplemente ha quedado inhabilitada de hacer su tarea".
 
Razones. El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, lamentó el anuncio del cierre de Vanguardia y responsabilizó al presidente de Ecuador, Rafael Correa, de estar aplicando "una política sistemática y liberticida con el propósito de acallar todas las voces disidentes".
"Es comprensible la reacción de la revista Vanguardia ante el panorama de cerrojo a la libertad de prensa impuesto por la 'ley mordaza' de Correa (Rafael) y, también, es lamentable que continúen silenciándose voces en Ecuador a raíz de ucases (imposición) presidenciales con forma de ley que conculcan los derechos humanos más elementales", defendió Paolillo.
En una carta enviada al canciller Ricardo Patiño, la relatora para libertad de expresión de la CIDH, Catalina Botero, urgió al gobierno a revisar la ley. 
Botero expresó su inquietud por la figura del "linchamiento mediático" y la posibilidad de que pueda aplicarse a "cualquier denuncia sostenida de corrupción" sobre un funcionario público, sin requerir evidencias de "falsedad de la noticia" o "negligencia" del comunicador.
También mostró su "enorme preocupación" por la obligación a los medios de contar en sus redacciones con un "veedor de la audiencia" elegido por el Estado. 
Vanguardia hizo público un comunicado, explicando su decisión de no aceptar las disposiciones de la ley, por las que el gobierno puede determinar los temas que debe abordar", nombrar a "un comisario censor" y prohibir la publicación de noticias judiciales "hasta que exista sentencia ejecutoriada de última instancia". 
La última edición de la revista saldrá en circulación desde hoy. El sábado el presidente Rafael Correa dijo que en el cierre de Vanguardia, tal vez pudo influir uno de los artículos de la ley que obliga a los medios impresos a publicar su tiraje.   “Vanguardia decía que tenía 25 mil ejemplares, 15 mil ejemplares y la verdad es que si llegaban a cinco mil es mucho, engañando a sus patrocinadores”, manifestó Correa.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Temas Relacionados

ley de comunicacion