Actualizado hace: 11 horas 42 minutos
Editorial
La asamblea popular

Hoy se desarrollará en el salón de la ciudad la asamblea popular que ha sido convocada por el alcalde del cantón Portoviejo, Humberto Guillem Murillo, a solicitud de varios concejales que la sugirieran en sesiones de la corporación municipal, en días pasados.

Martes 06 Julio 2010 | 00:00

El objetivo de la misma es tratar sobre la situación emergente que siente la colectividad y que limita seriamente las acciones municipales, con grave afectación a la prestación de los principales servicios públicos básicos y restringe el emprendimiento de más obras de desarrollo.
Si bien en la cita se recordará en forma puntual los problemas mayores que aquejan a la administración del gobierno cantonal de Portoviejo en sus zonas urbana y rural, también servirá para escuchar opiniones y posiciones de ciudadanos afectados por las dificultades causadas por la ausencia o las falencias en las obras públicas, entre otras cosas.
Y eso vigoriza la democracia, porque es una especie de rendición de cuentas del mandatario a sus mandantes, no en estricto orden jurídico, pero sí en obligación moral y ética para con su pueblo, entendiéndose que no se trata de cita alguna para juzgamiento del alcalde ni de su corporación, corresponsables administrativos, sino de puntualización de problemas y sus posibles soluciones.
Además, de acuerdo a opiniones de versados en municipalismo, en esta asamblea popular no se podría tomar resoluciones oficiales, porque es una figura legal que aún carece de reglamentación para su funcionamiento;  sin embargo, puede haber recomendaciones para que la corporación las conozca y acoja en sesión especial u ordinaria, de creerlo así la mayoría.
Y la comunidad espera que el desenvolvimiento de público sea el adecuado, sin las conocidas posiciones exhibicionistas de rasgaduras de vestimentas ni extravagantes intervenciones que suelen boicotear las reuniones consumiendo tiempo y causando desesperación, sin tintes  políticos y sin hacer juego a intereses oscuros, porque estaríamos, entonces, hundiendo más en el desprestigio a Portoviejo cuya dignidad se anuncia defender.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: