Actualizado hace: 5 minutos
JM Palacio Solorzano
Los desposeídos

Sí, existe un lugar donde viven y habitan aquellos que no pueden existir sin la ayuda de otros. Es el lugar de la calma total, de la desidia sin nombre. De la muerte en vida. Allí es donde moran los desposeídos. Los que nunca existieron.

Miércoles 06 Mayo 2009 | 21:05

Los que nunca debieron existir. Aquellos que quieren escapar de ahí se topan con los estatutos de betón de esta sociedad. Algunos se vuelven esclavos de ella. La gran mayoría cae por los barrancos desmoronados de la moral y la justicia terrenal desperdiciando su capital humano en los vicios y desquicios de la soledad y la vagancia. Otros encuentran una grieta, una salida de escape, un chivo de sacrificio, algo (o alguien) que ponga la balanza de su lado. Para bien o para mal. Y para poner la balanza de su lado los más miserables harán todo. El horror, el disgusto, la desazón que esto conlleva, no tiene nombre. La muerte hubiera sido una bendición para algunos de ellos. Pero para algunos la muerte sólo sería extender el terrible vacío de la no-existencia, de la existencia sin ser reconocido. ¿Quién quita las penas de esta gente? ¿Quién llama a éstos su hermano? ¿Quién le da un trozo de pan al que ya es sólo esqueleto? ¿Quién devuelve el honor al que se entregó por la vergüenza? ¿Quién le hace justicia, al justiciero abatido? Políticos de pacotilla, villanos de traje y corbata. Algunos reirán al leer esto, sólo espero que no miren al piso en un día soleado porque su sombra les hará saber que ellos serán los más grandes desposeídos del mañana.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: