Actualizado hace: 18 minutos
HRW: La pandemia ha agravado el riesgo de caer en la pobreza en Ecuador

Sábado 16 Enero 2021 | 10:38

La pandemia de la covid-19 ha agravado las condiciones económicas en Ecuador colocando a un mayor número de personas ante el abismo de la pobreza, alertó la ONG Human Rights Watch (HRW) en su reporte anual del 2020.

"Ecuador ha resultado muy golpeado por el Covid-19", señala en el documento relativo al país andino en el que menciona que "la pandemia, "ha agravado las dificultades económicas existentes, en consecuencia, muchas personas están en riesgo de caer en la pobreza".
La organización con sede en Nueva York presentó esta semana su informe anual, en el que repasa la situación de los derechos humanos en el mundo, que han vivido un 2020 muy complicado.
El Gobierno ecuatoriano declaró el 16 marzo del año un estado de emergencia, que incluyó restricciones a la circulación, reuniones sociales y viajes, que se prolongó hasta el 14 de septiembre, cuando la Corte Constitucional dictaminó el regreso a un "régimen ordinario".
Durante el período de pandemia "los datos de salud pública sugieren que, probablemente, la cantidad de muertes asociadas con la covid sea mucho mayor que la que indican las cifras oficiales", apunta HRW.
INDEPENDENCIA JUDICIAL
Fuera del ámbito de la enfermedad, HRW destaca que Ecuador enfrenta "importantes desafíos" en materia de derechos humanos y desglosa casos concretos en los ámbitos de la independencia judicial, del uso excesivo de la fuerza por parte de fuerzas de seguridad, protección del derecho a la privacidad o de los pueblos indígenas, mujeres, menores, personas LGBT y refugiados.
HRW destaca que, durante años, la corrupción, ineficiencia e interferencia política han dominado el poder Judicial en el país, y pese a la gestión del presidente Lenín Moreno para cambiar esa tendencia, señala un "proceso defectuoso" del Consejo de la Judicatura para seleccionar, evaluar y nombrar magistrados temporales en la Corte Nacional de Justicia.
En el terreno del uso de la fuerza, recuerda la ONG que once personas fallecieron en el contexto de las protestas sociales de octubre de 2019, de las cuales, al menos cuatro, "parecen haber muerto por acción" de las fuerzas de seguridad.
El Ministerio de Defensa - prosigue - adoptó en mayo del año pasado una resolución que concedió a los efectivos militares "amplias facultades para el uso de la fuerza letal y participar en operativos de seguridad durante manifestaciones y reuniones".
También apunta a la sobrepoblación, violencia y precaria atención de salud en las cárceles del país.
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
En el apartado relativo a la libertad de expresión, la ONG resalta que el actual Ejecutivo reformó una ley de comunicación de 2013, pero consideró "problemática" la disposición que sigue considerando a la comunicación "un servicio público", y no como un derecho, según aducen organizaciones de prensa que esgrimen que en la práctica ese concepto representa una patente de corso para el Gobierno de turno.
INDÍGENAS, MUJERES, INFANCIA Y REFUGIADOS
La organización defensora de derechos humanos también hace hincapié en la situación de las comunidades indígenas de la región amazónica que han denunciado el control de sus territorios ancestrales sin ser consultados previamente para proyectos que les afectan ambiental o culturalmente.
Y recoge informaciones sobre el aumento de casos de covid-19 así como la falta de datos específicos sobre los efectos de la pandemia en grupos étnicos originarios.
Capítulo propio merece la situación de las mujeres, niños y niñas en el que figura la visita de la relatora de la ONU al país en diciembre de 2019, en la que advirtió de los elevados índices de violaciones y violencia sexual contra niñas y adolescentes en contextos educativos y en el hogar.
También incluye la decisión de la Asamblea Nacional de rechazar en 2019 una propuesta para despenalizar el aborto en todos los casos de violación o malformación fetal grave.
REFUGIADOS
En el apartado de Refugiados, HRW indica que hasta agosto de 2020 un total de 362.862 migrantes y refugiados venezolanos vivían en Ecuador y que la pandemia ha precipitado el regreso a su país por la falta de acceso a la alimentación y empleo.
"Sigue habiendo graves hechos de xenofobia contra venezolanos", remachó la ONG. EFE