El ministro de Salud de Israel, Yuli Edelstein, ha anunciado que a partir de este domingo ya no será obligatorio usar mascarilla al aire libre en el país.

A través de un comunicado, Edelstein ha explicado que se ha tomado la decisión basándose en las recomendaciones de expertos.

Israel es el primer país del mundo que logró controlar la pandemia del Coronavirus.

Hoy en Israel ya no hay restricciones ni limitaciones de circulación, los colegios, las escuelas y las universidades funcionan todas de manera presencial, los cines, teatros y estados están 100% abiertos.

Por ello fue uno de los primeros países del mundo, en la primavera de 2020, en imponer la mascarilla sanitaria en los lugares públicos.

Actualmente el 53% de su población de 9,3 millones de habitantes ya ha recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech.

“El nivel de morbilidad en Israel es muy bajo gracias a nuestra exitosa campaña de vacunación y, por lo tanto, podemos relajar más restricciones”, ha añadido Edelstein.

Pese a todo, el ministro ha lanzado un mensaje de precaución y ha pedido a los ciudadanos “que todavía lleven mascarilla para poder entrar en edificios cerrados. Juntos mantendremos baja la morbilidad”.

La suspensión de esta medidas ha estado sobre la mesa durante semanas en el país, aunque las autoridades han preferido esperar a que pasasen los días conmemorativos que han tenido lugar en Israel debido al miedo a las posibles aglomeraciones que se desencadenara una mayor incidencia.