El vídeo de una niña semidesnuda y sangrando que clamaba ayuda tras una violación ha reavivado el debate en India en torno a este tipo de casos.

Esto después de que varias personas rehusasen atenderla en un primer momento, en algunos casos ofreciéndole simplemente dinero.

El incidente en cuestión tuvo lugar en la zona centro de India, en la localidad de Ujjain, estado de Madhya Pradesh.

La Policía ha reconocido que la menor, de 15 años, vagó durante dos horas ante la aparente indiferencia de parte de quienes se cruzaban por su camino, como muestran las imágenes captadas por cámaras de seguridad.

La persona que finalmente intervino, identificada como Rahul Sharma, ha contado al diario ‘The Hindu’ que la menor “estaba sangrando, semidesnuda y con los ojos hinchados”.

Inicialmente, “parecía asustada e intentó alejarse”, y no pudo ni contar ni escribir lo que le había pasado, por lo que Sharma ha contado que le dieron comida y llamaron a la Policía para tratar de localizar a su familia.

El jefe de la Policía local, Sachin Sharma, ha reconocido en declaraciones a la cadena NDTV que hubo “diferentes reacciones” ciudadanas, pero ha negado que la población se negase auxiliar a la menor.

“Las personas podían tener reservas, pero económicamente intentaron hacerlo en la medida que pudieron”, ha añadido. En total, la menor recibió apenas 120 rupias (1,4 dólares).

Asimismo, ha explicado que la niña no pidió expresamente ayuda, sino que alertó de que alguien podía estar siguiéndola.

Confirman el hecho

Por ahora, la Policía no ha realizado ningún arresto, pese a que los exámenes médicos realizados sobre la víctima sí han confirmado que fue violada.

Las investigaciones también han permitido localizar a la familia de la niña, que vivía en otro distrito de Madhya Pradesh situado a unos 700 kilómetros junto a su abuelo y un hermano.

El domingo, salió de casa para ir a clase pero nunca regresó, lo que llevó a su familia a alertar de su desaparición.

Madhya Pradesh está considerado uno de los estados más peligrosos en materia de violencia sexual y las autoridades estiman que más de la mitad de los abusos se cometen sobre menores de edad.